El relax es algo que todos necesitamos de vez en cuando. Si te gusta y también amas la reflexión, la observación y la degustación esta propuesta de escapada no te dejará indiferente.

 

Alojamiento en el Hotel Rural Molino de la Ferrería

Ubicado en Villacorta, pedanía del término municipal de Riaza, es una buena opción para apreciar el silencio que ofrece la naturaleza en estado puro. Un robledal, una amplia explanada y el Río Vadillo componen sus espacios exteriores. Su interior está divido en dos edificios con decoración rústica y acogedora que varía en cada una de las habitaciones.

Por precios entre los 85 y 110 euros por noche para dos personas (desayuno incluido) podrás disfrutar de un trato amable y cercano, buena conexión a Internet y nieve si hay suerte.

http://www.molinodelaferreria.es/index.html

 

Detalle del interior de una habitación de Molino de la Ferrería. Elaboración propia.

Degustación de gastronomía típica en su restaurante

El pequeño pero acogedor restaurante del alojamiento es el sitio ideal para que pruebes los tradicionales asados de la provincia, que se sirven tiernos y crujientes. También te recomendamos las croquetas de boletus, los crêpes de espinacas y los tacos de bacalao, así como la torre de tejas con helado si buscas un final dulce.

Además de los platos de la carta oferta un menú para la cena por 18 euros y un menú infantil por 9.

 

Observación y senderismo en el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón

A 60 minutos del alojamiento encontrarás este impactante paraje natural que podría ser considerado el Gran Cañón español. El parque te ofrece rutas de libre acceso y otras para las que deberás solicitar un permiso.

Es muy recomendable la ruta a la Iglesia y Monasterio de San Frutos, ideal para observar las hoces y las aves en todo su esplendor.

https://patrimonionatural.org/espacios-naturales/parque-natural/parque-natural-hoces-del-duraton

 

Paisaje apreciable en la ruta a la Iglesia y Monasterio de San Frutos. Elaboración propia.

Reflexión y aprendizaje visitando los pueblos de los alrededores

Visitar los pueblos de la zona siempre será una buena opción de aprendizaje. Piérdete por sus calles y conocerás otros modos de vida que te ayudarán a comprender el pasado de la región.

Son representativos los denominados pueblos negros como El Muyo y los pueblos rojos como Madriguera, apodados así por el color de los materiales de sus casas. Visitar Sepúlveda es un plan que tampoco te defraudará: podrás merodear por sus soportales y realizar una visita teatralizada. ¡La diversión está garantizada!

http://www.turismosepulveda.es/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *