‘Soul’ y el futuro de las películas estrenadas en plataformas digitales

Lo que comenzó en la pandemia como una alternativa temporal, se ha prolongado en el tiempo hasta convertirse en una opción cada vez más frecuente. Plataformas en streaming como Netflix, Disney+ o HBO Max optan por los estrenos de forma virtual, algo que está perjudicando a las salas de cine. El caso más reciente es Soul, estrenada en Disney+. ¿Cómo afecta esto a la industria?

Traducida al español como ‘alma’, la película Soul pone sobre la mesa los temas más existenciales provocando en el espectador un cambio de percepción sobre la vida, y sobre lo realmente importa en esta. Disponible desde el pasado 25 de diciembre, el estreno se suma a la lista de largometrajes que abandonan las salas de cine, en favor de una apuesta por el streaming. ¿Qué está pasando con los estrenos tradicionales?

 

Soul es una película animada estadounidense dirigida por Pete Docter y producida por Pixar Animation Studios. Narra la historia de Joe, un profesor de música que no ha podido cumplir su verdadero sueño: poder vivir del jazz y formar parte de una banda. Sin embargo, justo cuando se le presenta la oportunidad de cumplir dicho sueño, sufre un accidente del que dependerá su vida. 

Jugando con teorías del más allá, el relato incluye reflexiones sobre la vida y la muerte que invitan a una reflexión más bien posterior sobre las ideas planteadas. Lo bueno es que en esta película predomina la variedad, por lo que no faltan componentes de aventura, trágicos, o cómicos, que ayudan a paliar el tema profundamente existencialista. 

 

Además, algunos críticos comparan Soul con la exitosa producción Inside Out (Del Revés), ya que ambas tratan el tema de las emociones, aunque con distintas perspectivas. Mientras que Inside Out se adentraba en nuestra personalidad interior, la nueva película de Pixar intenta entender nuestro papel en el mundo, por lo que quizás esté orientada a un público más adulto que infantil. A pesar de que inicialmente fue concebida para ser estrenada en la gran pantalla, el lanzamiento tuvo que ser pospuesto por la pandemia, hasta que finalmente Walt Disney Studios anunció que sería lanzada en la plataforma Disney+ el 25 de diciembre de este año. Como curiosidad, es la primera película de Pixar que no pone su primer pie en los cines. Aclamada por la crítica, algunos de los aspectos más destacados son la animación y banda sonora. En Rotten Tomatoes cuenta con una aprobación del 97%.

 

 

¿Por qué es tendencia apostar por el estreno en ‘streaming’? 

Al igual que ya pasó con muchas producciones, entre ellas Hamilton (Disney+) o el ‘remake’ de Rebecca (Netflix), parece ser que la decisión de evitar los cines coincide con una época de estar en familia, y de quedarse en casa. Seguramente el estreno más controvertido de los últimos meses ha sido el de Mulán, estrenada el pasado septiembre también en Disney +. A diferencia de Soul, Mulán generó mucha crítica por el componente de pago que traía consigo, ya que suponía un coste adicional a la suscripción a la plataforma. Quizás por este motivo, Disney haya querido ‘hacer las paces’ estas navidades sacando una producción de similar magnitud y sin coste adicional. Pero esto no quiere decir que Mulán no haya tenido un gran éxito, por lo que seguramente el fenómeno de pago adicional se repita en un futuro. 

 

En favor de ventajas como un mayor abanico de regiones y público, y a pesar de no poder amortizar en la mayoría de los casos el coste de producción, los estrenos en plataformas digitales han venido para quedarse. Una de las compañías que podemos mencionar es Warner Bros., que en estos últimos días se ha encargado de detallar cómo serán sus próximos estrenos, lo que ha provocado bastantes críticas tanto dentro como fuera del sector. Warner Bros. Pictures inicia de esta manera su estrategia de lanzamientos simultáneos en HBO Max y salas de cine. La compañía, propietaria de la plataforma HBO Max (de momento solo disponible en EEUU), justifica la medida por el cierre de los cines por la pandemia. La decisión afecta por lo menos a 17 títulos, que representan más de 1.000 millones de dólares en costes de producción (823 millones de euros).

Entre los estrenos, incluye algunas películas de gran presupuesto y que han generado gran expectación. Es el caso de Dune, The Matrix 4, Escuadrón suicida, o Godzilla contra Kong. No obstante, recordemos que Warner Bros. se atrevió a estrenar Tenet, por ejemplo, en cines, ya que la amortización de semejante superproducción hubiera sido imposible de otra manera. 

La estrategia de Warner ha podido ser probada recientemente con el estreno de Wonder Woman 1984. El largometraje escogido para inaugurar esta nueva etapa, estrenado el 16 de diciembre, ya ha conseguido unas ganancias discretas en salas, a la vez que un significativo aumento de suscriptores en la plataforma. Las próximas películas se podrán ver en dicha plataforma digital durante el primer mes tras su estreno, para ser después retiradas del servicio de streaming, aunque seguirán en los cines hasta que se cumpla el período estándar de exhibición. Posteriormente, podrán verse nuevamente desde casa. 

 

Sin duda, el cine está viviendo una época muy adversa en términos de distribución y ventanas de lanzamiento. Lo que comenzó en la pandemia como una alternativa temporal, se ha prolongado en el tiempo hasta convertirse en una opción cada vez más frecuente. Quién sabe cuántas películas echaremos de menos en las salas de cine. Muchos temen que esto afecte de forma irremediable a las salas de cine y al circuito internacional ligado a ellas. El escenario todavía es incierto, pero mientras tanto ¡no dejemos de ir a las salas de cine!