Todas las claves del estilo de Amaia Romero

Desde Código Público hacemos un repaso de algunos de los ‘must’ en los estilismos de Amaia, la ganadora de Operación Triunfo en la pasada edición del 2017.

La triunfito ha vuelto a posicionarse en el foco mediático tras haber estrenado El encuentro, el último single que ha lanzado junto con Alizzz y que se trata de una fusión impecable de diferentes géneros musicales que se complementan entre sí.

En definitiva, el resultado final es un mix de sonidos con matices de ‘pop’ e incluso electrónica que consigue enganchar al oyente, algo bastante predecible teniendo en cuenta el talento y espontaneidad de la navarra, además del gran recorrido musical que tiene Alizzz como productor de C. Tangana y habiendo trabajado para varios artistas de la escena actual como por ejemplo Lola Indigo, Aitana o Becky G.

Amaia: “Desde que Alizzz me enseñó la primera idea de esta canción me emocioné y quise colaborar con él. Me encanta cómo suena la mezcla entre lo orgánico y lo electrónico, y sobre todo que pueda bailarse, porque hasta ahora no había hecho nada en esa dirección”.

Amaia y Alizzz, "El encuentro" en la ruta del bakalao

El videoclip de El encuentro consigue recrear la energía de la Ruta del Bakalao mediante outfits, accesorios y peinados que recuerdan a los looks de los años 80 y, por supuesto, a través de las localizaciones: parkings, bares de carretera y entornos de lo más ‘vintage’. Amaia aparece con tupé, guantes y un extraordinario vestido de Carolina Galiana que, conjuntamente, consigue esa intencionalidad de evocar las vibes de la década de los ochenta.

Amaia El encuentro 1 | wiwibloggs

Al poco tiempo de sacar el hit, ambos artistas interpretaron el tema en directo mediante un nuevo formato digital denominado gallery session. Este formato se trata de una variante que surge como alternativa frente a la situación que estamos viviendo por la pandemia, marcada por la suspensión o limitaciones en las actividades de ocio y cultura. La finalidad es crear una perfomance de sesiones en vivo utilizando un escaparate como escenario, de manera que se trata de un híbrido entre el directo y el videoclip.

En este ‘gallery session’ nos encontramos a una Amaia totalmente diferente a la del videoclip original: esta vez apuesta por un look de Paloma Wool, la firma de ropa favorita de la artista. ¿Lo más destacable? La estética que se aproxima a lo minimalista, sin excesos, totalmente pura. Amaia se decanta por un outfit sobrio y sutil con tonos neutros, lejos de una imagen excéntrica. Lo más llamativo, quizá es su anillo de La Manso, un accesorio del que no prescinde últimamente. Amaia no es la única que se ha vuelto adicta a esta nueva firma española: Bella Hadid, Mia Regan y Amelia Windsor han sucumbido también a los encantos de los anillos de La Manso y no han podido evitar lucirlos en sus cuentas de Instagram.

Alizzz & Amaia - El Encuentro | GALLERY SESSION - YouTube
Alizzz y Amaia interpretando El encuentro en la ‘gallery session’.

Son muchas las veces que Amaia Romero ha recurrido a La Manso, e indudablemente, a Paloma Wool. Paloma Lanna y Tana Latorre son las fundadoras de este proyecto que surgió en Barcelona hace seis años y que, hasta el día de hoy, sigue apostando por el consumo sostenible y la producción local. Se ve que la esencia de Paloma Wool, reflejada en sus colecciones repletas de coherencia y armonía han cautivado a Amaia: cuando visitó de nuevo el plató de Operación Triunfo para presentar su tema Un nuevo lugar escogió un vestido, precisamente de la firma, azul de seda, largo y con escote de pico.

Amaia y su vestido de seda, protagonistas de la gala final de OT | Moda

Volvió a repetir vistiendo de Paloma Wool al debutar en el Primavera Sound en Barcelona, esta vez con un total look de lino en color lavanda.

Descalza y arropada por una marea de fans: Amaia revoluciona Barcelona con su debut en solitario

Paloma Wool asegura que “Amaia está rompiendo con muchos estereotipos de cómo debe ser una mujer a través de una naturalidad maravillosa”. Y así es. La cantante se ha convertido para muchos en un icono del feminismo por la sencillez y espontaneidad que desprende al reivindicar, intuitivamente, los derechos y libertades de la mujer.