La agenda setting… ¡ME ESTÁ VOLVIENDO LOCO! (Edición noviembre)

Buenos (días/tardes/noches), hoy no traigo un artículo al uso. No podía decantarme por un tema en concreto, y menos después de los 11 días de noviembre que llevamos encima. Solo ha bastado semana y media para vivir una retahíla de acontecimientos que han vuelto loca a la agenda setting. La cumbre del clima de Glasgow certifica la sentencia de muerte que los países del primer mundo estamos firmando sobre los «tercermundistas», una cumbre donde todo es cuestión de pasta. Las luchas internas entre Nadia Calviño y Yolanda Díaz acaban con un pacto por la derogación de la reforma laboral. Y Génova vive entre pedradas internas el ataque verbal y político entre Ayuso y Casado.

Un mes movidito, movidito; y todavía quedan 19 días. Si ustedes sabrían porqué tema decantarse mándenme un email, porque yo sigo en un partido de tenis y ya he perdido el rumbo de la pelota.

Rescate al 1´5

Parece que la ausencia de Isabel II en la cumbre del clima de Glasgow ha gafado las intenciones de los países y gobiernos participantes en ese “sueño común” por el 1,5 (grados). Mientras el movimiento chillón de Greta Thunberg vitoreaba: «Podéis meteros la crisis climática por el culo», el grupo de expertos que asesora a las Naciones Unidas lo tiene más que claro, los planes actuales no salvan al planeta de esta cumbre abocada al fracaso. Parece que sin negocio la política no funciona. ¿Habrá que echarle billetes al asunto si queremos salvar el planeta?, ¿o vamos llamando a Superman?

Colorín colorado

La madrastra Calviño suelta bajo presión la llave de la torre en la que tenía encerrada a la princesa Díaz. Todo vuelve a ser de color de rosa en el lejano reino de La Moncloa, y, por fin, Lord Sánchez podrá dormir tranquilo.  La tormenta ha amainado, y la cordialidad vuelve al feudo.  Rojos y morados han firmado la “derogación” de la reforma laboral, y el arcoíris recorre España desde Finisterre hasta Tarifa. Pero ¿dejará la gran “Europa la Católica“ que este sueño para los plebeyos se haga realidad? Juzguen ustedes mismos.  Colorín colorado, este cuento, todavía no ha acabado.

Ayusers

Entre sobres sin nombre, dinero bajo manga, y con una sede construida bajo los cimientos del “dinero negro”, Ayuso choca contra Casado, a pedradas en Génova 13. La reina de las cañas y las terrazas vuelve a ser noticia por autoproclamarse “candidata de unidad”. Parece que no hay nadie más Ayuser que la propia Ayuso. Ella es la “salvación” ante la caída catastrófica del Partido Popular, como también es esa líder de masas que se ha ganado este título a golpe de “En Madrid nunca más te encontrarás con tu ex”,  o de “Libertad”. ¿Qué tendrán los espejos de su despacho para padecer tal narcisismo?