La mayoría de nosotros nos hemos sentido alguna vez mareados, padecemos fuertes dolores de cabeza o sentimos que nos falta el aire al respirar. En el 25% de los casos, según los estudios realizados, estos síntomas son únicamente causa de la angustia cotidiana. Puede sonar extraño, pero cada vez son más las personas que padecen algún tipo de ansiedad o depresión sin ni siquiera haberse dado cuenta.

Con la nomenclatura de “psicatrización de la vida cotidiana”, los expertos pretender dar a conocer uno de los problemas que está calando fuerte en la sociedad. Y es que, cada vez más, la gente busca la felicidad plena. Es decir, el sentirse 100% sanos, sin preocupaciones, sin angustias. Y, la verdad es que muchas de estas personas recurren a los fármacos calmantes para liberarse de estas ataduras que impone un estilo de vida cada vez más estresante.

¿Y por qué no tener un día triste? La tristeza es un sentimiento como cualquier otro, por lo que todos podemos padecerlo alguna vez en algún momento del día sin necesidad de medicarnos. Hay muchas otras soluciones para la tristeza, más sanas y, claro está, más baratas. ¿Qué tal si probamos con expresar nuestras emociones, salir a hacer deporte o tomar unas cañas con la familia o amigos? Seguro que empezamos a sentirnos alfo mejor.

La ansiedad o la depresión son dos de las patologías mentales con un mayor índice de prevalencia en España, ya que afectan al 40 por ciento de la población, según señala el doctor José Antonio López-Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), quien advierte de que éstos no son los únicos trastornos mentales que han aumentado en los últimos años, también patologías psiquiátricas como la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

De hecho, se estima que uno de cada cinco adultos puede llegar a padecer alguna patología psiquiátrica a lo largo de su vida en España; mientras que a día de hoy más de diez millones de personas sufren un trastorno mental como depresión, ansiedad, esquizofrenia o trastorno bipolar; además, los expertos señalan que representan entre el 25 y el 30 por ciento de las consultas en Atención Primaria y son la causa del 30 por ciento de la discapacidad.

Esto se debe a que lo primero que se nos viene a la cabeza cuando algunos de estos efectos sobrepasan su intensidad, es acudir inmediatamente a un médico. En realidad, no es una mala idea, ya que ese malestar no se ha conseguido atenuar con fármacos que son tan comunes y oídos como un simple ibuprofeno, pero no debemos de alertarnos.

¿Y si se tratase de un problema de ansiedad? Esta es, seguramente, una de las preguntas menos formuladas en estos casos, ya que, aunque este problema está ya generalizado, nunca pensamos que puede tener efectos tan extremos. Es normal tener miedo cuando uno no se encuentra bien, pues puede que la persona sienta miedo del dolor que no pueda ser controlado, de morir o de lo que suceda después de la muerte. Si una persona presenta estos síntomas durante la mayor parte del día, casi todos los días, y están interfiriendo con su vida, puede que sea útil una evaluación de la salud mental.

Y este es realmente el quid de la cuestión. A lo mejor en la mayoría de los casos sí es necesario comenzar un tratamiento médico que nos ayude a tratar una enfermedad. Sin embargo, hay que percatarse previamente si es verdaderamente necesario o el problema puede solucionarse con ejercicios y alguna que otra sesión de terapia.

¿Existen causas definidas?

López-Rodríguez afirma que la «causa fundamental» de que el caso se haya multiplicado en los últimos 40 años «ha sido el estilo de vida que llevamos actualmente». «Esto no significa que seamos más débiles que generaciones anteriores, sino que vivimos más deprisa, dormimos pocas horas, por lo que estamos más cansados, y sufrimos más estrés», añade.

Mientras, en la ansiedad el experto afirma que entre el 40 y el 50 por ciento de los pacientes con trastornos de ansiedad no responde a los tratamientos adecuados para su enfermedad. Estos datos indican la dificultad que en algunos casos surge para tratar esta enfermedad, «sobre todo cuando se trata de cuadros complejos de ansiedad unidos a trastornos de la personalidad o factores ambientales adversos», asegura el doctor López-Rodríguez.

Ante estos datos, ASEPP ha puesto en marcha una campaña web de concienciación en torno a los trastornos mentales. A través de su página web www.asepp.es y con carácter mensual, acogerá un texto en el que se expondrá la definición de una patología, sus posibles causas, sus consecuencias, que se puede hacer para atenuar sus síntomas o bien textos relativos a la situación social, laboral, etc., que acompaña a los afectados por los trastornos mentales.

Es esencial en nuestros días que empecemos a tomar conciencia de este problema para poder llegar a paliarlo en la mayor medida posible. Dejémonos de angustiar por cosas que no tienen sentido, vayamos a trabajar sin pensar en lo que puede pasar, vivamos sin presiones, intentemos solucionar nuestros problemas de la mejor manera posible, porque todo se puede solucionar y disfrutemos de los buenos momentos de la vida.

1 thought on “La era de la ansiedad crónica: La psicatrización de la vida cotidiana

  1. Enhorabuena por el artículo Sara, es muy interesante. Yo, por la parte que me toca, soy del otro 75% cuya fuente de angustia no son las vivencias cotidianas. Estoy más que diagnosticada de síndrome de ansiedad generalizada y es duro vivir con ella. Pero reconforta leer artículos sobre el tema, porque es muy importante dar a conocer todo este tipo de enfermedades.

    Por si quieres investigar más sobre el tema, un buen artículo es el siguiente, que narra la historia de una persona con ansiedad de una forma brillante.
    https://www.vice.com/es/article/exwxxm/vivir-con-un-trastorno-de-ansiedad-grave-la-enfermedad-del-y-si-877

    Y ya, si quieres alucinar con lo increíble que puede ser la gente, te recomiendo que leas a Mala de los Nervios, que sufre también de Síndrome Ansiedad Generalizada y es capaz de darle la vuelta a sus situaciones de estrés y contarlas con muchísimo sentido del humor. Es un blog fantástico donde te ríes mucho y empatizas también con gente que padece este trastorno.

    http://www.maladelosnervios.com

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *