El poder de la información

Los millenials somos una generación que pensamos que con un “click” conseguimos toda la información del mundo, pero no nos engañemos, cada vez estamos peor informados e incluso parecemos ignorantes ya que estamos cediendo ante el manejo de la información por parte de todo tipo de populismos en todo el mundo.

Quizás esto sea consecuencia de lo que se conoce como “infoxicación”, ¿qué significa esto?, de acuerdo con la Fundeu la infoxicación es un neologismo que significa “sobrecarga de información difícil de procesar.” Fue un término que lo acuñó Alfons Cornella, especialista en información, para explicar la intoxicación por el exceso de la misma.

La tecnología sin duda es la principal culpable de esto, pero seamos sinceros también es la mejor aliada para luchar contra esto. Actualmente los almacenamientos de información son enormes e infinitos, empresas como Microsoft (con Azure), Amazon (con AWS) o Google (con Google Cloud) han utilizado la tecnología Cloud para almacenar y compartir grandes cantidades de información a grandes velocidades. Esto ha provocado la tendencia conocida como Big Data (gestión de grandes volúmenes de información y datos).

En 2016 ya se escribía sobre la gran cantidad de datos que se gestionan en internet, el blogXataka, publica que “En el último segundo se habían escrito 7.000 tweets, subido 750 fotos a Instagram, publicado 1.200 post en Tumblr, realizado 2.300 llamadas por Skype, 60.000 búsquedas de Google, visto 136.000 vídeos, se han enviado dos millones y medio de emails —de los que un 67% eran spam— y habían nacido 4 bebés, que no entraban dentro de los casi 40.000 GB de tráfico.”

¿Nos han preparado para procesar toda esta información? Como siempre la enseñanza va más lenta que los avances en la sociedad, pero aun así, desde el colegio hemos oído frases como: buscar bien, referenciar de fuentes fiables, etc., y sobre todo no os quedéis solo con Wikipedia. En mi caso, en primero de carrera, realizamos un curso de Gestión de la Información, que sinceramente creo que no me aportó nada nuevo a lo que decían los profesores en el colegio.

Pero, ¿qué podemos hacer para seguir informados y no saturarnos? Está claro que no nos vale sólo con fiarnos de los medios o fuentes tradicionales, que también pueden estar manipulados; las nuevas fuentes de información e internet están aquí y debemos ser capaces de utilizarlas. Pero empecemos a ser críticos, porque lo diga un influencer no tiene porque ser real. Trabajemos nuestro ojo crítico y no demos las cosas por sentadas porque lo he leído u oído o simplemente es lo que nos dicen quela mayoría cree, miremos más allá y eduquemos nuestros cerebros para no ser simples robots.

Démonos tiempo a cultivar nuestras mentes, porque el futuro ya ha llegado y todos aquellos procesos automáticos de nuestro día a día los pueden realizar máquinas con tecnologías como RPA (Robotic Process Automation). Las empresas ya se están sumando a aprender a gestionar el Big Data en el que vivimos. Buscan herramientas de knowledge management (gestión del conocimiento), basadas en inteligencia artificial, que ayuden a ordenar y procesar toda esa información, para que cuando deseen encontrar algo específico tengan una idea clara de búsqueda y rapidez en hacerlo. De hecho hay herramientas que incluso procesan toda la información relacionada y hacen un resumen ejecutivo en un  tiempo mínimo de apenas unos minutos.

Pero ¿cómo podemos hacerlo nosotros si no tenemos a mano estas herramientas ni capacidad para gestionarlas?

Es importante que nos creemos hábitos de lectura, una rutina que nos permita focalizarnos y no dispersarnos, guardemos aquellas fuentes de información que más se adapten a nosotros y luego todas aquellas que sean contrarias a nosotros y utilicemos herramientas como evernote, google + o similares, donde creémonos listas en twitter o Facebook para ayudarnos a gestionar todo lo que seguimos por temáticas e intereses y no se pierdan en el muro principal.

De esta forma cuando todo este ordenado y clasificado será mucho más fácil tener una visión sobre un tema concreto y podremos comparar diferentes puntos de vista para formarnos el nuestro propio. Fomentemos nuestro pensamiento analítico y crítico y no nos quedemos con la primera información que llegue a nosotros.

1 pensamiento sobre “El poder de la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *