El gran error de Manuela

Aunque no suelo escribir sobre temas locales, en esta ocasión he decidido analizar, lo que a mi juicio, ha sido uno de los grandes errores de la legislatura por parte del equipo de Manuela Carmena. Una decisión equivocada que pagaremos, a medio plazo, todos los madrileños. Me estoy refiriendo a la decisión adoptada durante el primer semestre de este año por el cual se reducía de 110.000 a 35.000 viviendas las incluidas en el plan de expansión de Madrid en el sureste de la capital.

Desde mi punto de vista, Manuela Carmena puede hacer en términos generales, un balance positivo de su legislatura, más si comparamos la situación con el legado de su predecesora en el cargo. Sin embargo, en lo que a política urbanística se refiere, esta decisión ha demostrado ser muy dañina para el futuro de la Capital. ¿Por qué? Madrid presenta un problema inmobiliario que se está manifestando en un incremento rápido y considerable de los precios de la vivienda –tanto en propiedad como en alquiler-. Este fenómeno no se está desarrollando, a diferencia de años anteriores, por una nueva burbuja inmobiliaria sino por la escasez real de oferta de vivienda. Como consecuencia de la crisis, Madrid se ha convertido más que nunca durante la Democracia, en el gran motor económico de España, lo que ha provocado un crecimiento sostenido de su población que continuará en los próximos años.

Para afrontar este problema, la ciudad de Madrid diseñó la expansión de su superficie en el corredor comprendido entre la M-45 y la M-50, en la zona que abarca desde San Fernando de Henares hasta Valdecarros. Esta solución permitía la promoción de un gran volumen de nueva vivienda en nuevos barrios muy centrados en los equipamientos familiares, con muchas escuelas y comercios, y en la promoción de vivienda social. Un número importante de estas viviendas iba a promoverse bajo la fórmula de VPO, siguiendo el modelo de otras ciudades como el “Gran Bilbao” con el desarrollo del Ballonti, o Zaragoza con el ejemplo de Parque Goya y Valdespartera.  Estas fórmulas han permitido a las nuevas jóvenes familias el acceso a una vivienda en propiedad a precios asequibles, lo que a su vez redunda en una mayor estabilidad y seguridad para la construcción de una familia y el aumento de la natalidad. Tras las decisiones adoptadas esta primavera, todo esto queda ahora en entredicho. Además, se da la circunstancia de que Madrid se ha quedado prácticamente sin suelo finalista donde iniciar nuevas promociones, lo que hace más dañino si cabe, la modificación de este plan director.

Por cierto, tras la decisión de modificar el planeamiento urbanístico, los problemas judiciales para el Ayuntamiento de Madrid arrecian dado que la modificación de un proyecto que ya había sido aprobado y la incertidumbre legal en la que se sumerge al negocio de la construcción en Madrid.  Y es que decisiones de este estilo dejan en cuestión muchas veces para quién gobiernan los partidos que se dicen de izquierdas. La errónea decisión del equipo de Ahora Madrid traerá nuevas dificultades para la emancipación de los jóvenes en una ciudad que no presenta problemas de suelo que justifiquen un “recalentamiento” del parqué inmobiliario. Al final serán los que menos oportunidades tienen aquellos que se verán perjudicados por los representantes que defienden ser quienes mejor les representan. No deja de ser irónico que un Partido Popular corrupto como el de Madrid pueda ponerse medallas en asuntos como este. Ahora solo cabe esperar que el nuevo equipo municipal que surgirá de las próximas elecciones establezca un poco de sensatez en el urbanismo madrileño.

 

ACTUALIZACIÓN: En el momento de la escritura de este artículo el plan analizado se encontraba en tramitación. El lunes 16 de julio de 2018 la justicia paralizó la tramitación de la propuesta del Ayuntamiento de Ahora Madrid. Se desconoce cuál será el destino definitivo del plan urbanístico, que será resuelto en unos meses.

 

AMPLIACIÓN:  Si te ha interesado el tema, no dejes de ver este interesante reportaje producido por Antena 3 Noticias: “Nos importa: La vivienda por las nubes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *