Están en todas partes, nadie puede escapar de ellos. Ni personas anónimas ni famosas son capaces de librarse. Aparecen sin avisar, expresando algo que llaman opinión. Aunque mejor lo explican Los Punsetes con una de sus canciones icónicas. Van invadiendo nuevos espacios, han abandonado progresivamente la barra del bar para colonizar el mundo online. ¿De quién hablo?, seguro que ya lo sabes desde antes de acabar de leer el titular.

En un día normal todo el mundo comparte noticias, emociones, fotos, opiniones más o menos formadas, críticas culturales hechas con la misma tónica que las opiniones; en resumen, infinitas actualizaciones. De repente, recibes una notificación e inocentemente la revisas. ¡Oh no! han comentado de forma desagradable, con faltas ortográficas y si pueden, anónimos. El contenido de los comentarios cambia según la red social. No es lo mismo su manifestación en Instagram que  en Facebook o en Twitter.

En Instagram te recordarán lo gordo o delgado que dejas de estar, lo mal que te vistes, que te maquilles (o no) y que pareces esto o lo otro. En Twitter, te remarcarán lo mal formada que está tu opinión, apoyarán que te acosen por ello y te insultarán hasta que te canses. En cambio, en Facebook, se manifiestan las páginas de los medios de comunicación, no hay noticia que escape de su punto de vista tan culto. Tienen solución para todo, saben más que cualquiera y si pueden ser LGTBfóbos o xenófobos, no dudarán un momento en serlo. Los foros son su hábitat favorito por encima de todos, allí se encuentran cómodos para expresarse como doctores en tutología. Algunas veces hacen gracia, otras rozan el tipo delictivo llegando ya las primeras sentencias.

Otras veces no necesitan que alguien publique algo en su perfil, tienen iniciativa propia. Comentan sobre temas sensibles de la sociedad mostrando una extrema crueldad. Incitan al odio, al genocidio, añoran tiempos oscuros o aprovechan una catástrofe para burlarse de las víctimas; múltiples facetas repulsivas. Por supuesto, aquí la ley también actúa. Incluso las propias redes sociales tienen sus mecanismos contra estas personas.

Detrás de su pantalla son muy valientes. Muchas veces vuelcan la frustración de su vida fuera de la red sobre cualquier otro usuario. No hay mucho más para ellos fuera de meterse con la gente como matones de patio de colegio. Aparentemente son gente muy normal. Aparentemente. ¿Por qué se comportan distinto fuera? quizá no son capaces de extrapolar su comportamiento exterior al interior.

No digo que esté mal que la gente use su libertad de expresión incluso cometiendo errores, pero debemos controlar las formas. Por mucho que a veces nos ofusque lo que se haya publicado. Debemos cumplir unas mínimas normas de cortesía a la hora de teclear. Hay que mostrar el civismo democrático de una sociedad contemporánea. El hecho de estar en desacuerdo no es sinónimo de vomitar contra el otro lo primero que se nos ocurra y de la forma en que se nos ocurra. Paremos a pensar antes de darle a publicar, luego no habrá vuelta atrás. Calma ante todo.

Es probable que hayas sufrido su ataque, te habrá sentado mal seguro. A veces ayuda tomárselo con humor, ignorándoles. Esto es mucho mejor que responder, así asumen que no les haces caso. No les gusta otra cosa en el mundo que ser atendidos, no lo merecen. Puedes decidir, si se pasan de la raya, actuar según los cauces de la red social o contactar con las autoridades. Son ellos los que sobran de la red social en cuestión, no tú.

Si alguna vez lo has hecho o lo estás empezando hacer, para. Deja Internet por un tiempo, busca una nueva afición. Déjalo antes de que sea demasiado tarde. Cambia la forma en la que te sirves de las redes sociales. Reflexiona e infórmate antes de comentar. Hablad de lo que sepáis. Si nunca le pegarías una paliza a alguien, por poner un ejemplo, no participes de estas prácticas. Puede ser también considerado como un delito.

De esto hablan Ojete Calor en su nuevo tema “Opino de que” con la esencia que les caracteriza. Así han reaccionado a algunos comentarios que han recibido en Internet. Aprended de ellos  https://www.youtube.com/watch?v=GYtzu_G4A4M

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *