¿Te imaginas mantener una conversación con una Inteligencia Artificial que conozca todo el contenido de internet y que además pueda programar, razonar y reescribir tu CV?

Por Alejandro Pérez Pérez

 

El pasado miércoles 1 de febrero publiqué una entrevista que le hice a la IA más famosa de las últimas semanas. Su nombre es ChatGPT y tanto si no paras de ver vídeos y posts sobre ella como si no habías oído hablar de esta fantástica invención, este artículo te interesa, ya que, si algo va a marcar un antes y un después en nuestro mundo, qué menos que conocerlo… Por eso de que, si no puedes con tu enemigo, mejor únete a él.

Siendo totalmente honesto, ni un friki de la tecnología como yo creo que pudiera haber imaginado hace 6 meses siquiera que un humano pudiera interaccionar en tiempo real con una IA que tiene todo el conocimiento de internet y a la que puedes pedir casi de todo. Pero antes de nada, ¿cómo funciona?

ChatGPT es un modelo de lenguaje desarrollado por OpenAI. Se entrena en una gran cantidad de texto para poder responder preguntas y generar texto de manera coherente. ChatGPT utiliza el procesamiento del lenguaje natural (PLN) para analizar y comprender el lenguaje humano y responder a las preguntas con información relevante. Básicamente, recibe una pregunta o un prompt y genera una respuesta coherente utilizando la información aprendida durante su entrenamiento. El objetivo del PLN es imitar cómo los seres humanos procesan y comprenden el lenguaje, permitiendo a ChatGPT interactuar con personas de manera natural y efectiva.

Pero te preguntarás, ¿para qué podemos usar una herramienta tan potente? Pues en principio para casi todo. El único requisito es que esté relacionado con lenguaje escrito, ya sea en castellano, en cualquier otro idioma, o incluso en lenguajes de programación como Python. Personalmente la he visto funcionar resumiendo y escribiendo textos, haciendo de consultor de cualquier asunto e incluso, la he visto escribir las tediosas cartas de motivación de forma personalizada con los datos de un CV y la descripción del puesto al que se opta.

¿Increíble? Sí. Pero también tiene sus límites y me gustaría subrayar que por mucho que haya una aurora divina alrededor de esta tecnología, no deja de ser un modelo de datos que ha sido entrenado para encontrar la palabra más probable que va después de otra y, aunque es extremadamente buena redactando textos, en ocasiones ocurre un fenómeno de “alucinación” por el cual se inventa completamente datos si simplemente, le suenan bien.

Entonces os preguntaréis cuál es el futuro de estas tecnologías y si va en serio eso de que un día nos quitarán el trabajo. La respuesta es sencilla, una IA no lo hará, pero una persona que sepa potenciar sus capacidades con ella, seguramente sí. Como digo, hay aun muchos aspectos técnicos que mejorar, pero son muchas las voces que hablan de “copilotos” o de “inteligencia aumentada” y si bien en los próximos años veremos debates interesantísimos sobre la autoría de libros, canciones o películas generadas con una inteligencia artificial, es inevitable que su uso se haga cada vez más intensivo sin que ni siquiera nos demos cuenta. Y sino, ¿por qué nadie se ha dado cuenta que el tercer párrafo de este artículo no ha sido escrito por un ser humano? 😉

Evidentemente, se hace cada vez más necesaria una nueva concepción de la creatividad, de los derechos de autor y de cómo percibimos el mundo que nos rodea en la Era de la IA en la que cada vez habrá un mayor número de “deepfakes” y de un contenido completamente desarrollado por máquinas. ¿Suena a distopía? Únicamente si no estamos preparados.

 

Alejandro Pérez Pérez: Soy Físico, desarrollador senior de aplicaciones de datos y apasionado el mundo de la Inteligencia Artificial. En mi tiempo libre hablo sobre IA, Tecnología y Datos en “The AI Coffee Podcast” y publico cositas en “The AI Coffee Newsletter”. Mis hobbies son hablar de política, viajar y los vídeos de perritos de TikTok. puedes ver lo que hace en www.alejandroperezperez.com

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.