Ángela Ponce y su reinvidicador paso por Miss Universo

Ayer, día 17 de diciembre, se celebró en Bangkok, Tailandia, la 67.ª edición del certamen de Miss Universo donde candidatas de 94 países y territorios compitieron por el título. Sin embargo, este año no brilló solamente la ganadora de dicho concurso, sino también Ángela Ponce, la concursante española.

Ángela Ponce es una modelo que ha hecho historia por convertirse en la primera mujer transgénero en ser Miss Universo España y en competir en Miss Universo.

A pesar de que Ángela no llegó a las semifinales, en las que solamente 20 concursantes se clasificaban, su paso dejó huella en el corazones de millones de personas. La sevillana recibió un homenaje por parte de la organización, que le dedicó un vídeo que narraba su paso por el concurso, su infancia y su juventud. Además, después de la emisión, regresó a la pasarela para desfilar entre ovaciones del público.

Esta activista defiende que no se pueden seguir repitiendo errores pasados y que hay que educar a todo el mundo desde pequeño. Su gran esperanza es que el día de mañana el mundo entienda que todos somos seres humanos y hacernos las cosas más fáciles los unos a los otros.

La modelo también ha declarado que no necesita ganar Miss Universo, solamente estar ahí; su verdadero objetivo era marcar un antes y un después para todas esas personas que no tienen suficiente representación.

Qué honor y orgullo poder ser parte de la historia de Miss Universo. Esto es por ustedes, por aquellos que no tienen visibilidad, ni voz, porque todos merecemos un mundo de respeto, inclusión y libertad. Y hoy estoy aquí, representando con orgullo a mi nación, a todas las mujeres y a los derechos humanos”, escribió en su Instagram.

En efecto, el paso de Ángela Ponce ha significado un gran paso hacia delante en la lucha de las personas LGBT, sobre todo para aquellas pertenecientes al colectivo trans. En un mundo donde es difícil encontrar referentes en los que los miembros de la comunidad LGBT puedan reflejarse, ella ha hecho que muchas personas tengan alguien con el que sentirse identificado.

Aunque esto sea solo un paso más hacia la igualdad, se puede considerar un gran logro y un motivo por el que tener esperanza en un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *