Arabia, tu homosexualidad tiene consecuencias.

Durante muchísimos años (y a día de hoy), el colectivo gay en Arabia Saudi ha sido víctima de múltiples persecuciones y discriminación por parte de la sociedad de aquel país. A día de hoy, sigue habiendo muchísimos países en los que ser parte del colectivo LGTB es delito y en alguno, es penado con la muerte. En esta ocasión, estoy interesado en hablar de la homosexualidad en Arabia Saudi, un país que es uno de los más homófobos que se conocen hasta la fecha. Un país, que a día de hoy, sigue sin tener una ley de igualdad hacia el colectivo LGTB y como ya he dicho con anterioridad, pena la homosexualidad con la muerte.

Según un artículo de Amnistía Internacional, un total de 13 estados, en los que se incluye Arabia Saudí, criminalizan las relaciones entre personas LGTBI. En 2005, al menos 35 hombres fueron condenados a ser azotados por su asistencia a una »boda gay». Cuatro de ellos fueron condenados por un tribunal a recibir 2.000 latigazos y dos años de prisión, mientras que el resto recibiría 200 latigazos y seis meses y un año de prisión.

Arabia Saudí ejecutó en 2002 a tres hombres, condenados por motivo de su orientación sexual. También, un artículo del diario digital 20minutos habla sobre cómo, en 2017, la policía de Arabia Saudita arrestó a 35 paquistaníes acusados por homosexualidad. Cosas como estas nos hacen ver la realidad de una sociedad homófoba, donde ninguna persona LGTB es capaz de estar a salvo con un gobierno que trata de aniquilar a todas aquellas personas que tratan de salir de la cisheteronormativa, causando así trágicos sucesos como estos.

Estamos en el siglo XXI, en una sociedad donde a día de hoy, sigue habiendo países donde los derechos de las personas LGTB son invisibles o inexistentes. Arabia Saudí es un claro ejemplo de homofobia y discriminación ante los derechos y la dignidad de las personas homosexuales. Debemos ser conscientes de los sucesos que ocurren a nuestro alrededor o en otros países, ya que sociedades como la de Arabia Saudí, son un claro ejemplo de que aún hay muchísimas cosas por cambiar y si no hacemos un cambio pronto, las cosas irán peor. Reflexionemos sobre esta situación, porque cualquier cosa que hagamos, puede cambiar el rumbo de nuestra sociedad tal y como la conocemos. Seamos conscientes de cómo es la realidad, de cómo es la vida de las personas homosexuales en Arabia Saudí y nuestros gobernantes deberían tomar nota de esta situación y plantearse seriamente cambios para el bien de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *