Sexo biológico, ¿hay solo un tipo?

Sexo biológico, utilizamos este término muy a menudo, y cabe preguntarse: ¿qué es esto? La definición de sexo, y, concretamente, biológico, es mucho más compleja de lo que solemos pensar.

El sexo socialmente

Durante siglos, las características físicas de las personas han sido utilizadas para definir si esas personas eran hombres o mujeres. Sin embargo, para esto, el marco según el cual se rige la clasificación suele ser muy reducido. Generalmente la definición va en base a la genitalidad de cada persona.

Clasificación

No obstante, cuando estudiamos el sexo, en términos biológicos, en su totalidad, vemos que es mucho más complejo de lo que solemos pensar. ¿Qué tipos de sexo biológico, por tanto, existen?

  • Genital: esto haría referencia a la genitalidad de cada persona. Se suele determinar el sexo de cada persona en base a esto, ¡aunque haya muchas más clasificaciones! Además, no solamente existen el pene y la vagina, tal y como se suele creer. Hay personas con genitalidad intersex, que no encaja completamente con la idea social de pene y/o vagina, habiendo diferentes variantes.
  • Gonadal: son las gónadas de la persona, como los ovarios y los testículos. Cabe destacar que no tienen por qué coincidir con el sexo genital, aunque en la mayoría de casos sí lo haga.
  • Cromosómico: es la información genética dentro de los cromosomas sexuales de cada persona. Las combinaciones más comunes son XX (asociado socialmente a mujer) y XY (asociado socialmente a hombre). Sin embargo, hay tres combinaciones más: XO, XXX y XXY.
  • Fenotípico: hace referencia al fenotipo de la persona. Esto es, incluye los caracteres sexuales que se manifiestan en la persona externamente a nivel, por ejemplo, hormonal.

Estos cuatro tipos de sexo suelen considerarse un “bloque” que siempre está unido. Sin embargo, son numerosas las personas cuya realidad difiere, y cuyos distintos tipos de sexo no coinciden. Hablamos, en los casos en los que ocurre sin recurrir a ningún tipo de tratamiento médico y/o quirúrgico, de personas intersexuales.

La sociedad y el sexo

Es muy importante reconocer la interpretación que se realiza socialmente de esto. Bien es cierto que las características físicas de una persona son las que son, pero, no podemos obviar la parte social en todo esto. La sociedad interpreta que una vulva, por ejemplo, haría referencia a un sexo biológico (genital) femenino. Al añadir la etiqueta “masculino” y/o “femenino” a características físicas/biológicas se está haciendo una interpretación social a un aspecto que no es social.

Ahí es dónde podemos afirmar que al sexo biológico se le da una interpretación social en cuanto a la lectura del mismo. Por ello, cuando añadimos “masculino” o “femenino”, estamos asumiendo el sexo biológico como un “todo”, en el cual no hay lugar a variaciones como las mencionadas.

Finalmente, estamos dando una interpretación social a algo que no debería serlo.

1 thought on “Sexo biológico, ¿hay solo un tipo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *