Falta de educación sexual: ¿las lesbianas usan preservativos?

A pesar de que vivimos en pleno siglo XXI, el sexo muchas veces sigue siendo un tema totalmente tabú.  Partimos de una sociedad donde toda alusión al sexo es de índole heterosexual y cisgénero, por lo que muchos pueden opinar que “es normal” desconocer algunas cosas. Pero nada más lejos de la realidad.

Cuando hablamos de falta de educación sexual, no nos referimos a desconocer el funcionamiento de las múltiples relaciones sexuales que existen (que también), nos referimos a que no se enseña lo suficiente en ningún aspecto.

En las escuelas, por ejemplo, lo máximo que llegan a enseñarnos es cómo ponerle un condón (masculino) a una fruta (un plátano generalmente). Y en casa, la mayoría de los padres tampoco explican mucho más.

La educación sexual se define como el conjunto de actividades relacionadas con la enseñanza, la difusión y la divulgación acerca de la sexualidad humana en todas las edades del desarrollo.

Dentro de la sexualidad humana, hablamos de relaciones tanto heterosexuales como homosexuales, sin embargo, el sexo homosexual parece ser un tema aún más tabú que las propias relaciones sexuales.

Por no hablar de que “relaciones sexuales” no tiene que implicar necesariamente a dos personas, pueden ser más, y al contrario de lo que la mayoría piensa, no se limitan a la penetración; el sexo oral también entra dentro del concepto de relación sexual.

Además, no existen solo hombres y mujeres cisgénero, existen hombres y mujeres transgénero que como todos, mantienen relaciones sexuales en algún periodo de su vida, y puede que ése periodo coincida antes, durante o después del proceso de cambio de sexo.

Y por supuesto, parece que con asegurarse de que los adolescentes saben como colocar un condón, los educadores ya han hecho su trabajo, ¡no señores!

A penas se habla de los propios preservativos, de cuáles son, de cómo se utilizan, que requisitos se deben cumplir con aquellos que sean hormonales, etc.

Y ya ni hablemos de mencionar que el sexo no implica solo el cuerpo, también implica la mente y muchos adolescentes hoy en día, dan un gran paso sin sentirse preparados.

Es lógico que se cometan errores y estupideces que todos hemos hecho, pero que menos que enseñarles lo que hay detrás de “que guay es hacerlo sin condón”, “sin condón da más placer”, “a mi la marcha atrás siempre me funciona” y un sin fin de frases del mismo estilo.

Para demostrar todo lo anteriormente mencionado, he aquí el siguiente cuestionario: https://forms.gle/3qa9K73k31Z9xGmK9

El cuestionario todavía está abierto, sin embargo los resultados obtenidos hasta ahora dejan bastante claro que existe una gran falta de educación sexual.

Hasta ahora el 52,3% de los encuestados fueron mujeres cisgénero y el 46,5% hombres cisgénero. El 74% se declararon heterosexuales, un 18,6% bisexuales, solo un 2.3% homosexuales y finalmente un 4,7% no se definía.

Pasemos a las preguntas:

Los métodos anticonceptivos como la píldora o el DIU, ¿evitan el contagio de ETS?

El 95,2% contestó que no, y el 4,8% no lo sabía.

Lo cierto es que no, ya que estos métodos no evitan que se mezclen los fluídos, los cuales son la verdadera vía de contagio.

Una Enfermedad de Transmisión sexual se puede contraer si, por ejemplo, un tatuador usa la misma aguja con dos personas distintas y una de ellas porta una ETS. A ésto nos referimos con la mezcla de fluídos.

¿Existen preservativos para el sexo oral?

El 47,6% respondió que si, el 42,9% respondió “no lo sé” y un 9,5% dijo que no.

Por supuesto que existen preservativos para el sexo oral. El propio condón masculino existe como preservativo cuando el sexo oral se realiza a un miembro viril.

En este punto muchos se preguntarán “¿y existen preservativos para realizar sexo oral a una vagina?”. La respuesta es si, existe el Dental Dam entre otros, del cual hablaremos más adelante.

¿Es necesario el uso del preservativo para el sexo oral?

El 64,4% estuvo de acuerdo en que sí, porque era una medida de precaución contra las ETS, sin embargo el 13,8% dijo que no, porque consideraban que quitaba placer.

Por otro lado, un 4,6% dijo que dependía de las circunstancias y de la pareja, y otro 4,6% dijo “no se” o “no creo”.

¿La “marcha atrás” es una medida anticonceptiva efectiva?

De esta pregunta, un 97,52% afirmó que no, pero un 4,8% dijo que sí.

De entre estas respuestas, podemos resaltar que una de las personas que afirmó que era efectiva, dijo usar este método desde los 16 años.

Y solo dos personas de los que afirmaron que no es efectivo explicaron que cuando el hombre lubrica naturalmente con el líquido preseminal, este líquido lleva espermatozóides.

Es como dice el dicho “antes de llover chispea” y puede que alguno de esos espermatozoides que ya están ahí antes de la eyaculación, sea capaz de fecundar un óvulo.

¿Cuántos tipos de preservativos conoces?

Sorprendentemente, el 100% conocía la píldora anticonceptiva, pero el condón masculino solo dijeron conocerlo  el 97,7%.

El condón femenino lo conocían el 95,3% pero el Dental Dam solo un 9,3%.

Estas son solo algunas de las respuestas, con ellas podemos deducir que la gran mayoría conoce los riesgos, las medidas preventivas y la mayoría de los preservativos que se usan.

Sin embargo, hay muchas respuestas de “no se”, otras muchas de “no uso preservativo porque no da placer”, etc.

Y cuando se les preguntó de dónde habían obtenido sus conocimientos respecto al tema…

Solo el 2,3% dijo haberlos obtenido de la “típica charla parental” y el 27,9% de las charlas del instituto.

Es cierto, que el 88,3% dijo que se había informado por su cuenta y un 55,8% por sus amigos, aunque también vimos que el 18,6% afirmaba que sus conocimientos venían del porno.

La pornografía es ficción, aunque los actos sean reales, no dejan de ser actores interpretando un papel, de hecho, muchas de las cosas que se ven son falsas. Esta es otra de las «taras» que nos deja la falta de educación sexual.

Y finalmente, la pregunta donde más multiplicidad de respuestas encontramos fue en la siguiente:

¿Se usan preservativos para las relaciones sexuales donde entran en contacto dos vaginas?

Nos referimos por supuesto tanto a mujeres cisgénero, como a personas que se les ha asignado el género femenino al nacer por su genitalia.

Algunos contestaron que “se debería utilizar” otros dijeron que “si, que existen algunos preservativos” otros dijeron que “no, no existe ningún preservativo de ese tipo” otros respondieron quejándose de que “las lesbianas no necesitan preservativo”.

Pero como ya hemos explicado anteriormente, no hablamos únicamente de mujeres en el sentido de mujeres cisgénero homosexuales o bisexuales.

De hecho, son las propias personas que mantienen éste tipo de relación sexual quienes desconocen las medidas preventivas. El porcentaje de personas que se protegen es mínimo.

El Dental Dam es el preservativo ignorado por la mayoría. Es una lámina delgada de 6 pulgadas cuadradas, generalmente látex o nitrilo, esta se coloca sobre la vulva (que es el conjunto de los genitales femeninos: incluye los labios vaginales, el clítoris, la abertura vaginal y el orificio uretral) para practicar sexo ya sea vía oral o en contacto con otra vulva.

Por supuesto, el uso del condón masculino o condón femenino también es viable a la hora de utlilizar “juguetes sexuales”.

Las manos es otra zona que hay que proteger, ya que es muy común la penetración manual. A parte de que las manos estén limpias y desinfectadas, habría que tener cuidado con cortes o heridas.

Para esto utilizamos los “dediles” o “guantes de látex”.

Lo que está claro es que para mantener una vida sexual sana debemos como mínimo conocer un montón de cosas que no se nos enseña, debido a esta falta de educación sexual.

Recientemente encontramos diversas noticias donde se hablan de que “los jóvenes” cada vez son más precoces a la hora de mantener relaciones sexuales.

Debemos empezar a plantearnos que la solución no es evitar o suprimir información relativa al sexo sino todo lo contrario, cuanta más información, más seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *