La Ley Trans y la autodeterminación de género

El gobierno ha abierto la participación pública para la Ley Trans y la autodeterminación de género. Y sí, hay TERFs atacando. ¿Sorprendida?

La Ley Trans y la autodeterminación de género está estos días en boca de todos. Quizás debería decir en boca de todas. Porque, por desgracia, no está solo para aquellas personas que apoyan a las personas trans, sino que las TERFs (FARTs a partir de ahora) están haciendo su trabajo.

Pues, me toca hacer a mí el mío. Y voy a empezar notificando lo INJUSTO que es que nuestros derechos se sometan a “votación” popular. Son derechos humanos fundamentales, y eso no debería ser debatible.

¿Qué queremos conseguir con la Ley Trans estatal? ¿Cuáles son los cambios queremos que sucedan en todo el país? ¿Qué están haciendo esas proclamadas feministas, que son de todo excepto feministas? Vamos allá.

 

La Ley Trans y la autodeterminación de género

Como diría Jack el Destripador: Vayamos por partes. Para empezar este lío, vamos a ir poco a poco. ¿Qué buscamos conseguir con la Ley Trans? Además de, no sé, que nos permitan ser y que no haya un millón de trabas para realizar cualquier trámite oficial.

Con la Ley Trans pretendemos conseguir los derechos humanos fundamentales de las personas trans, de forma general. Que no es poco, ¿no? Insisto en lo injusto que es que esto se someta a debate público. Los derechos fundamentales de las personas trans deben incluir:

  • La autodeterminación de género. ¿Qué significa esto? Que las personas trans tengamos el derecho EN TODO EL PAÍS a cambiar los documentos oficiales (es decir, modificar nombre y sexo) mediante trámites al alcance de todas las personas.
  • En este mismo sentido, que las personas no binarias tengamos esta misma identidad jurídica, pues a día de hoy es inexistente en España.
  • Despatologización del colectivo. En la mayoría de CCAA del país, es necesario tener un DIAGNÓSTICO de disforia de género y haber estado 2 años (¡¡DOS AÑOS!!) en tratamiento hormonal para poder acceder a los trámites de los documentos oficiales.
  • Siguiendo este camino, que se creen medidas y se facilite acceso fácil a las personas trans en los ámbitos sanitario, penitenciario y laboral, reconociendo así la discriminación que sufrimos.
  • Crear medidas educativas que visibilicen las realidades trans.
  • Que todas las medidas sean alcanzables para todas las personas: trans binarias, trans no binarias, infantes, adultos, migrantes…

 

Ahora va a venir la parte negativa de este pequeño artículo. Solo las personas trans (y su círculo cercano) somos conscientes de la multitud de trabas que se nos ponen para, simplemente, existir. La discriminación del colectivo es muy extensa. Es por ello que se NECESITA tramitar una Ley Trans estatal ya. Obviamente, está la contraparte: Las FARTs.

Aunque ya sabemos perfectamente a qué nos enfrentamos, me parece necesario para hacer consciente a todas las personas (especialmente a las que no pertenecen al colectivo trans y quizás no están tan al día de lo que ocurre) de qué barbaridades están proclamando para frenar la ley.

 

Qué están haciendo las FARTs para frenar la Ley Trans

Coge aire, respira profundamente un par de veces antes de continuar aquí. A mí me hace falta, la verdad. Pues resulta, como no podía ser de otra forma –spoiler: sí–, que las de siempre han tenido que meter mano aquí.

No voy a decir nombres de las mujeres en cuestión. No quiero darles visibilidad ni que se crezcan por ser nombradas aquí, que suficiente ego tienen ya. Todas sabemos quiénes son, pues, por desgracia, tienen un altavoz increíble para ser escuchadas. Recordad que no son tantas, pero que tienen demasiada facilidad para hacer correr sus palabras. Así que: no compartáis, no hagáis RT para quotear, no mencionéis sus nombres, no uséis sus HT ni si quiera para boicotearlos. Es la única forma de echar abajo sus altavoces.

Y ahora, vuelve a respirar. Porque se vienen todas las tonterías que están diciendo para frenar la Ley Trans:

  • B0rrado de las mujeres. No voy a entrar en mucho detalle de este aspecto, no tiene sentido de principio a fin, y llevan demasiado tiempo dándole bombo. Es estúpido. Sin más.
  • Desiguald4d en el deporte. Que si las mujeres trans van a tener “ventaja física”, no sé qué… Y oye, nunca las he leído hablar sobre los hombres trans en el deporte –A VER SI ES QUE SIMPLEMENTE ODIAN A LAS MUJERES TRANS, NO SÉ (se me ha olvidado respirar, oopsie)–, porque según su regla de tres van a estar en desventaja, ¿no? Uy que va a resultar que no.
  • H0mbres que van a ser mujeres para agred1r. La gran cuestión que presentan es que los hombres van a aprovechar la facilidad para «cambiar su sexo» (entiéndase, en el DNI), para así colarse en espacios femeninos y agredir, violar, etc. ¿Alguien puede decirles que en países como en Argentina esta ley existe desde hace años, y esto no ocurre? ¿Que es una fantasía que se han montado en la cabeza porque de algún modo tienen que justificar que la opresión depende de los genitales? ¿Alguien puede decirles que este es el mismo argumento que usan los hombres cishetero opresores para eliminar las leyes de violencia de género con la tontería de las denuncias falsas? Ah, que se les dice y les da igual. Porque lo único que quieren hacer es BORRAR A LAS MUJERES TRANS. Efectivamente: son ellas las que borran.
  • ¿Disf0ria? Según estas mujeres, que desde luego no han tenido cerca a una persona trans en su vida, la “disforia de género” se pasa y, lo que ocurre en realidad, es que nos damos cuenta de que somos homosexuales. Y encima tachan de homofobia el hecho de que insistamos en que la persona sea trans. Para mear y no echar gota, oiga. Me encantaría poner la cita directa al blog de donde he leído esto, pero no quiero darles bombo.
  • Inf4ncia trans. Para ellas no existe. Según estas no-feministas, si atendemos la existencia de la infancia trans, vamos a patologizar, vamos a adoctrinar. Esto es ABSURDO. Lo que queremos es que tengan facilidad para ser quienes son, queremos que tengan derecho a SER. Que se les reconozcan. Que no tengan que vivir reprimidas como muchísimas personas han tenido que hacer a lo largo de la historia.

 

 

Cada día son más las mujeres –insisto, con muchísima repercusión– que demuestran su transfobia y se posicionan en contra de los derechos humanos de las personas trans. Simplemente: las FARTs odian a las mujeres trans, y utilizan todos los recursos que pueden inventarse para invalidar esta ley y garantizar la inexistencia de las mujeres T.

Pero no nos vamos a callar. Y lo vamos a lograr cueste lo que cueste.

¿Puedo participar?

Efectivamente, necesitamos todo el apoyo que podamos para lograr el trámite de la ley trans y la autodeterminación de género. Dado que el Ministerio abrió la participación pública, puedes participar enviando un correo en el que afirmes tu apoyo. Es muy fácil, solo hay que enviar un correo con tus datos. Os propongo un ejemplo:

  • Enviar el correo a: publica@igualdad.gob.es
  • Asunto: Participación pública: Ley Trans
  • Mensaje: Yo, (añadir nombre aquí), con DNI (añadir DNI), apoyo que se elabore la Ley Trans para garantizar los derechos fundamentales de las personas trans binarias y no binarias.

¡Tan sencillo como eso! La participación pública está abierta hasta el 18 de noviembre, ¡no lo dejes pasar!

A quienes deberían de estar escuchando es a las personas trans. No tiene ningún sentido que las personas cis, especialmente aquellas personas que van de «expertas» del feminismo y están vomitando ODIO y RECHAZO contra el colectivo trans*, sean quienes más escuchadas sean para la creación de esta ley.

No permitáis la intolerancia.

Escuchad a las personas trans, a sus parejas, a su familia, a sus amigos.