Cultura

3 minutos de lectura

El periodismo no está en buen estado de forma: trabajo precario, las fake news a sus anchas, mala reputación, demasiada complacencia con el poder…Pero no siempre fue así. El cine, el buen cine, nos ha recordado con grandes películas e interpretaciones lo útil que ha resultado esta profesión en momentos puntuales en momentos del pasado.

3 minutos de lectura

Que dice Gabriel Rufián, celebérrimo diputado de Ezquerra Republicana y acérrimo paladín de “una Catalunya lliure” y abastecida de cartuchos, que Tarragona, así, hasta donde él sabe, “nunca ha tenido una historia propia”. Vamos, que Tarragona no es més que una provincia del montón. Del montón normalito, por lo visto.

3 minutos de lectura

Porque tú nos regalaste una forma de nominalizar la sed de muerte que todo menda experimenta después de una noche de cubatas en una mañana de ibuprofeno a través de un término tan plástico como el de resaca, que funde lo terreno y lo marino. Lo divino y lo humano.

3 minutos de lectura

Desde el bar del barrio de toda la vida, donde la señora María tiene los pepinillos en vinagre junto a los grifos de la cerveza, hasta la cafetería-librería moderna, donde disfrutar de las líneas de un bueno libro saboreando el aroma del mejor café de la ciudad. Todos los bares son un punto de encuentro cultural en el que compartir nuestras historias y nuestro tiempo. He aquí un homenaje para estos espacios tan representativos de la cultura de nuestro país. Te lo dedico a ti. Sí, a ti, que seguramente al menos una vez en tu vida le has dicho a tu buen amigo: «Nos vemos luego en el bar».