Copa

3 minutos de lectura

La Real consiguió vencer al Athletic con un tanto de penalti de Mikel Oyarzabal que les otorgaba la copa en un escenario casi perfecto donde solo faltaron los aficionados. El fútbol le debía una a la Real y ha llegado 34 años después