Estados Unidos

6 minutos de lectura

La gota colmó el vaso: cuando ya no cabía una desgracia más en Estados Unidos, sin fuerzas por una pandemia de coronavirus que ha matado más de 100.000 personas y una recesión económica de dimensiones desconocidas, estalló la ola de protestas más amplia de las últimas décadas tras el asesinato de George Floyd.