pandemia

8 minutos de lectura

La nueva película de Christopher Nolan esconde un lúdico ejercicio autorreflexivo en torno a su cine, sus filias, sus fobias y sus espectadores. Todo ello bajo una espectacular, exagerada y casi paródica historia de espías y mascarillas. Con sus manías habituales y algún que otro acierto.