Política

La nueva normalidad más anormal

Para algunos los tiempos de pandemia y confinamiento han quedado lejanos, como si no hubiésemos estado casi tres meses encerrados en casa. En un principio pensaba que de ésta situación saldríamos siendo mejores personas; y no es para menos, la ciudadanía se unió con una solidaridad que jamás había visto en mis diecisiete años de vida. Pero, lejos de esas muestras de respaldo, volvimos a ser lo que éramos. Y supongo que de eso trataba «la nueva normalidad», de volver al egoísmo que reinaba nuestras vidas.

Nunca pasa nada

Desde que comenzó la crisis causada por la pandemia, no han sido pocos los pensadores que se han pronunciado vaticinando grandes cambios de configuración social, nuevos modelos económicos… y, sin embargo, hoy día nada parece quedar más alejado de la realidad.¿Qué dice esto sobre nuestra naturaleza?¿cuál es el papel de la filosofía en estos días?

¿Qué puedo aprender de Vox?

Para vencer no solo hace falta que parte de mis posiciones superen racionalmente a la contraria, sino que de aquellas que no se puedan vencer o que cuestionen directamente las mías tendré que aprender bien para asumirlas o bien para adaptar mis posiciones. Por lo tanto, a mí, persona que se dice de izquierdas, me gusta pararme a mirar las tesis más opuestas que hay en el contexto actual para ver cómo puedo aprender de ellas. Y así me pregunto, ¿qué puedo aprender de Vox?