Política

Los fantasmas del pasado

De nada sirve pedir perdón por algo que ocurrió hace siglos, de mucho sirve dejar de celebrarlo. Porque dejar de celebrarlo pasa por definirnos, por entender que nuestra nación tiene multitud de cosas de las que sentirse orgulloso hoy.