Sociedad

4 minutos de lectura

La mayoría de las tertulias de nuestro país se basan en comentar y discutir sobre temas de actualidad por parte de una cantera fiel de periodistas que tienden a la bronca, los debates con poco fundamento y la confrontación directa. Este tipo de tertuliano suele caer en la defensa acérrima de un pensamiento político concreto haciendo que ya se sepa que va a opinar sin ni siquiera haberlo escuchado. Del mismo modo, el programa está pensado para que se genere esta discusión y los propios colaboradores se llegan a colocar en dos bandos según lo que defiendan, tal y como vemos en los parlamentos.

6 minutos de lectura

«Alguna vez pienso en si no seré en exceso reiterativo cuando, una y otra vez, reclamo nuestra exigencia de una libertad de expresión. Pero, ciertamente, el único fundamento para que se nos conceda la libertad de expresión estriba en darla, nosotros mismos, cuando hablamos, a todos los que nos escuchan”.