Madrid es inagotable e inacabable. No importa si has nacido aquí, si llegaste para quedarte o si es una visita espontánea… nunca podrás abarcar todas las puertas que la capital te abre. Puede sonar desesperante, sin embargo, es lo que ofrece: oportunidades y vida.

Para todos los gustos, momentos o situaciones. Y en verano, cuando más tiempo tenemos para disfrutar de todo aquello que pone a nuestra disposición, nos encerramos en nuestras casas con miedo a los grados que suben en los termómetros. Hay tiempo para todo, pero esta ciudad es demasiado vital como para dejar pasar los días. Desde los bancos de Madrid no se puede ver el mar, pero hay maneras diferentes de surfear las olas de calor.

En Código Público ya narramos un fin de semana en la Villa y Corte de los Mandriles. Hoy traigo diez planes para estos meses de mar sin mar que tal vez no conozcas porque, como ya he dicho, Madrid es infinito.

1. Burundanga (Teatro Maravillas)

“Berta, una joven estudiante, está embarazada de Manel, su novio, pero todavía no se ha atrevido a decírselo. Y es que no sabe qué hacer. Por no saber, no sabe ni si su novio realmente la quiere. Silvia, su compañera de piso, le ofrece la solución: Burundanga, la droga de la verdad, una sustancia que hace perder la voluntad a quien la toma y provoca la sinceridad más auténtica. Si se la administra a Manel podrá saber la verdad sobre todo aquello que desee. Y Berta lo hace, le da la droga a su novio y descubre no sólo lo que pretendía averiguar si no otra verdad mucho más inesperada que hace estallar un enredo de consecuencias imprevisibles”.

Con esta sinopsis ofrecida por el propio teatro y once años levantando el telón, esta comedia sigue llenando sus salas. La obra de Jordi Galcerán tiene el poder de hacer olvidar todo lo que se escapa de las butacas y el escenario, sustituyendo las conversaciones meteorológicas por risas sinceras y espontáneas.

BURUNDANGA EN EL TEATRO MARAVILLAS, MADRID ES TEATRO

2. Beach Club (Hotel Emperador)

Los rooftops son tendencia y el de RIU de Plaza España no ha hecho más que consagrarla. Sin embargo, las piscinas en estas azoteas todavía se esconden. El Hotel Emperador, en plena Gran Vía, cuenta con la más grande en las terrazas de la capital y un beach club de 1.000 metros cuadrados. El horario de la piscina, a la que este año acompañará un cine de verano, es de 10:00 a 21:00 horas, con un precio de lunes a jueves de 58€ y de 75€ viernes, sábados y festivos.

La entrada incluye toalla, tumbona y una copa de Möet Ice. Bañarte con una vista panorámica de la ciudad que conquistó a Hemingway, quien también visitó la azotea del Emperador, es un gran y original regalo, ¿no?.

3. Piscinas naturales de Buitrago de Lozoya 

Si buscas algo más económico y conectado con la naturaleza en pleno Madrid estas piscinas son inmejorables. Se incluyen dentro del Área Recreativa de Riosequillo y tienen la capacidad de acoger hasta 20.000 personas. A pesar de su apariencia de piscina municipal corriente, su agua no es tratada con ninguna sustancia química, las vistas son espectaculares y cuenta con enormes superficies ajardinadas para descansar y, por qué no, echarse unas cartas. Los precios que se han mantenido hasta ahora, con la excepción de los empadronados en Buitrago, han sido 5€ los fines de semana. Entre semana sería un euro menos y únicamente 3,50€ los más pequeños y jubilados.

Tras el parón de la pandemia las piscinas han estado en obras y, según el ayuntamiento del municipio, la reapertura está prevista para mediados de julio. Además, Buitrago de Lozoya y sus murallas fueron reconocidas como Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural por lo que pasear por sus calles es otro placer añadido.

Vistas de Buitrago de Lozoya | Vistas de Buitrago de Lozoya,… | Flickr

4. Casa Corona

En la Terraza Atenas podemos encontrar desde el 2 de junio hasta el 31 de julio un oasis urbano inaugurado por Cerveza Corona. Esta quinta edición se construye en los pilares de la sostenibilidad, el medio ambiente y un estilo de vida activo. Podemos encontrar planes diferentes con los que desconectar de la rutina: un entrenamiento de Better Naked Club o conciertos de la mano de Fernanda Arrau y Two Ex. Entra en su página web para encontrar el resto de talleres y espectáculos.

5. Cine Doré

La reconstrucción del Salón Doré junto con una sala de diseño moderno y otra al aire libre, únicamente abierta en verano, son el hogar de la Filmoteca Española. Cada día se ofrecen proyecciones, tanto de cine clásico, independiente y de autor, como de otros géneros más comerciales (“Cine para todos”). Descubrir joyas y facetas cinéfilas de uno mismo, disfrutar con aquello que nunca pensaste que lo harías o ampliar fronteras, es posible por la cantidad simbólica de 3€ (2€ si eres estudiante). En la página web de la Filmoteca encontramos la programación y compra de entradas. Asimismo, desde el mes de mayo, la tienda-librería del cine Doré vuelve a estar abierta tras más de un lustro de inactividad. 

File:Madrid - Cine Doré.jpg - Wikimedia Commons

6. ABC Arcade

El centro comercial ABC Serrano tendrá hasta el 18 de julio una puerta abierta a los 80´ en su planta baja. Acercarse al Barrio de Salamanca para pasar la tarde jugando al Tetris, Galaxian o Bubble Bobble (y gratis), puede romper la monotonía de sofá, Netflix y aire acondicionado. 

7. Academia de Cine

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, además de organizar encuentros con actores o conceder los Premios Goya, proyecta de manera gratuita una gran variedad de películas. Recogiendo las entradas (máximo dos por persona) en el mismo día, en el palacete donde encontramos la Academia. En su calendario encontramos todas las actividades; estos 15, 16 y 17 de junio sin ir más lejos tendrá lugar Les Nuits en Or con los mejores cortometrajes mundiales del año. 

8. Candlelight

Candlelight pondrá la banda sonora a Madrid los próximos meses. Con una gran programación a la luz de las velas en el Teatro Goya, al aire libre y con grandes vistas, se podrán disfrutar conciertos tanto de música clásica como contemporánea, sin olvidar tributos a los más grandes. Una experiencia para rememorar París sin necesitar la Torre Eiffel teniendo el skyline de nuestra capital, con las entradas ya a la venta

9. Cartas de artistas en la colección de Anne-Marie Springer (Museo Thyssen)

Desde el 30 de mayo hasta el 25 de septiembre el museo albergará en su primera planta una serie de cartas escritas por Van Gogh, Delacroix, Manet y Frida Kahlo entre otros. Cartas de amor, inseguridades, detalles del proceso creativo, defensa del arte… la esencia de los artistas a los que admiramos desde hace dos siglos. Las mismas manos que trazaron las obras más importantes de la historia del arte se abren ahora “en canal” a través de las palabras que les cruzaron el alma. Una nueva mirada, de lunes a domingo con el primer día de la semana de acceso gratuito.

File:Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid) 10.jpg - Wikimedia Commons

10. Dopamine Land

Con experiencias previas y más conocidas como la de Ikono o el Museo de las Ilusiones llega a Madrid, al Moda Shopping Center, Dopamine Land. Se define como una incursión en la felicidad, ya que consiste en un recorrido por distintas salas diseñado para elevar los niveles de dopamina. En media hora y por unos 8 euros habrás recargado energía y reconectado con tu parte más niña. Disfrutar el verano como lo hacías antes está a unas paradas de metro.

No hay mejor manera de cerrar estas tardes que con las palabras de Benedetti: «Como siempre en verano, Madrid se ha convertido en una calma unánime, pero agradece nuestra permanencia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.