A pesar de la aparición de nuevos dispositivos gracias a la evolución de las tecnologías que hacen más fácil el acceso a la lectura, todavía son muchas las lectoras y lectores que prefieren el papel. Resulta extraño ¿verdad? Hay gente que considera que el papel ha muerto, que ya no “se lleva” o que es cosa de ancianos en un bar cada mañana con el café. Pero, en realidad, la esencia de una página escrita, el aroma de un libro antiguo o la emoción que se siente al ver citas o apuntes de cuando lo leíste por primera vez, permanece. Y eso, solo es posible gracias al papel.

En la actualidad, una opción realmente original y económica de acceder y abrirse al mundo de la lectura son las librerías conocidas como Re-read. Se trata de un sistema de reciclaje de libros ya usados a un precio muy económico. Un libro, a 3€, dos libros a 5€ y cinco tan solo por 10€. Una oportunidad para tener al alcance de la mano ejemplares únicos en incluso en algún caso, hasta firmado por el autor.

El sistema es muy sencillo, cualquier persona que quiera contribuir en esta especie de mercadillo para lectores, puede hacerlo. Re-red compra los libros a veinte céntimos el ejemplar. Sin embargo, existen algunas excepciones. No se admiten, por ejemplo, enciclopedias, libros de texto, editados antes de los años 90, escritos o muy amarilleados. Pues, ante todo, los ejemplares tienen que permitir al lector sentir esa esencia, que ese momento y ese libro, le pertenece.

Esta tendencia, está calando fuerte entre los amantes de la lectura. Lo valoran muy positivamente y publican opiniones como esta:

Para volver y volver. Me encanta entrar en un sitio y descibrir una joya. Lo mejor es el orden y la variedad, así como el precio. Esto es promocionar la lectura, y lo demás tonterías.

Además, se trata de un negocio que ofrece la posibilidad de reservar o solicitar un libro. Como si se tratase de una biblioteca. La única diferencia es que el lector tendrá que esperar un poco más de tiempo hasta tenerlo en las manos. Únicamente se tiene que dar el caso de que alguien en algún lugar de España, decida ceder y reciclar su ejemplar en un punto Re-Read. Además, el proceso es realmente sencillo y personalizado, ya que en su página oficial te indica como solicitarlo paso a paso siguiendo el orden requerido.

Ahora que hemos hablado de cómo darle una segunda vida a uno de esos libros que quedan olvidados en la estantería, os proponemos una serie de lecturas que están siendo tendencia y que se posicionan como las favoritas dependiendo del género del que se trate. A continuación, algunas opciones para regalar estas Navidades que han triunfado este año.

Lecturas tendencia este 2018

Patria, de Fernando Aramburu

En su contraportada expone: Patria cuenta la historia de dos familias que viven en un pueblo a poca distancia de San Sebastián, familias en un principio unidas por una estrecha amistad, pero pronto enemistadas por razones políticas. La historia discurre desde mediados de los años ochenta hasta varios meses después de la declaración del cese definitivo de la violencia por parte de ETA en octubre de 2011. Pese a esta enemistad, algunos de los hijos de ambas familias siguen relacionándose en secreto.

Las hijas del capitán, de María Dueñas

En resumen: Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la callecatorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, Emilio Arenas, obliga a sus hijas a asumir las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Agobiadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.

Las almas de Brandon, de César Brandon

Un recopilatorio de historias cortas, cuentos y poemas de todo tipo que tratan sobre el amor, la soledad, el olvido, el dolor, la alegría, la felicidad, la vida y la muerte.

 

Regalar un libro no es regalar un papel manchado de palabras. Regalar a otra persona con una buena historia es darle un billete para viajar, ya sea a otra ciudad o a una vida que, de otra forma, nunca podría experimentar.

Hasta el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *