Con Bandernsatch Netflix vuelve a revolucionar la pequeña pantalla

A día de hoy, cualquier milenial que se precie, y que no viva debajo de una piedra sabe que es, o por lo menos ha oído hablar de Bandersnatch. Descubre el último fenómeno e idea revolucionaria de Netflix. Una película interactiva en la que es posible decidir que sucede a cada paso y cuya trama y duración varían según las elecciones del espectador.

Esta cinta interactiva que cuenta con miltiples finales, forma parte del universo de Black Mirror. La historia se sitúa en el año 1984 y su protagonista Stefan, inerpretado por el actor de película Dunquerque, Fionn Whitehead – es un adolescente que se dedica a programar videojuegos. Durante la trama se ve como está intentando adaptar una la novela de fantasía que da nombre al film, escrita por Jerome F. Davies. Este proyecto es un gran reto para el joven, y durante el proceso comienza a obsesionarse con la idea de ser controlado por algo o alguien de su entorno, llegando a cuestionarse todo lo que le rodea.

Las opiniones y las críticas respecto a la innovadora película no se han hecho esperar y han sido bastante diversas. Algunos aclaman la originalidad del concepto y el trabajo increíble de todos los profesionales involucrados, dado el gran número de combinaciones posibles y todo el esfuerzo y tiempo que esto acarrea. De hecho, para esta película se grabaron más de cinco horas de escenas. Algunos artículos de internet afirman que existen más de tres mil combinaciones posibles, pero no hay un dato confirmado desde Netflix.

Hablando con conocidos, uno de los puntos más repetidos era la frustración que provocan los “callejones sin salida” en los que puedes acabar al hacer tus elecciones. Y es que, ciertas combinaciones llevan la trama a un punto muerto y la cinta se “rebobina” para que puedas volver a elegir otra opción. Además, las opciones de cámara rápida para saltarse partes de la cinta que ya se han visto están desactvadas y esto puede llegar a ser un poco aburrido.

Personalmente, me encontré en varios puntos muertos durante la trama y me resultó bastante frustrante. Hubiese estado bien saber que tipo de final esas decisiones hubiesen desencadenado. De todas maneras, es prudente pensar que esta película ha sido un experimento para testear el concepto y ver la reacción del publico. Estoy segura de que si este concepto triunfa, se pulirán todos estos detalles y la experiencia será mucho más fluida.

La originalidad del concepto es algo que no se puede negar. Aunque de por sí no sea nuevo, como bien se ve en el la cinta, existen libros en los cuales la historia y el final cambian según las decisiones que tomamos. Lo revolucionario es el hecho de haberlo adaptado a la pequeña pantalla y ,probablemente, esto haya abierto la puerta a un mar de posibilidades e iniciado una nueva tendencia o etapa en el mundo audivisual. Las posibilidades son infinitas y es muy interesante pensar como puede influenciar esto, no solo la industria del cine, pero la cultura pop en general.

De hecho, quizá en el futuro ya no sea un tema de conversacion la última pelicula que se ha estrenado en alguna plataforma de streaming ya que cada espectador la habrá vivido de forma diferente. O puede ser que una pelicula tenga multiples visionados diversos en el cine solo para que el público pueda descubrir todas las tramas alternativas y cada uno de los finales diferentes.

Es cierto que quizá este primer experimento haya cojeado en algunos puntos y no se hayan satisfecho las expectaciones de todos los espectadores. Pero no se puede negar que Black Mirror está dando de que hablar como es ya habitual. Además, con este lanzamiento Netlfix se reafirma como empresa pionera, innovadora y revolucionaria en el sector del entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *