El sistema educativo después del confinamiento

Sistema educativo después del confinamiento

A teacher wearing a N95 Face masks teaches mathematics at an High School

Actualmente, a pesar de que estamos volviendo a la normalidad, seguimos sin saber qué va a ocurrir con el sistema educativo en España después del confinamiento, un tema que les preocupa mucho a los padres y madres de muchos estudiantes.

Durante los meses de marzo y abril estuvimos confinados, debido a la pandemia en la que estamos sumidos, conocida como Covid-19. Esta situación repercutió en muchos ámbitos, y provocó, en su momento, el cierre de bares, discotecas, centros comerciales, centros educativos… lo que provocó secuelas que se aprecian a día de hoy. Actualmente, a pesar de que estamos volviendo a la normalidad, seguimos sin saber qué va a ocurrir con el sistema educativo en España después del confinamiento, un tema que les preocupa a los padres y madres de muchos estudiantes.

Durante los meses de cuarentena, todos los estudiantes recibieron todo tipo de tareas para realizar, y así, poder completar el curso.

Estos meses de cuarentena han sido muy duros para los estudiantes de todos los niveles educativos, ya que la falta de socialización, y el hecho de que no pudiesen salir de su zona de estudio y descanso, ha repercutido en la capacidad de concentración de muchos de ellos.

Por un lado, los estudiantes de enseñanzas superiores se han sentido saturados porque, a pesar de que se han llevado a cabo clases online, y de que algunos de los profesores han adaptado sus asignaturas, les ha seguido faltando una explicación más exhaustiva por parte de los profesores, que es la que se lleva a cabo en el aula. Además, recursos como las bibliotecas, que muchos estudiantes utilizan, han permanecido cerrados dificultándoles la realización de trabajos y estudio a los estudiantes.

Por otro lado, los estudiantes en los colegios también han ido recibiendo un gran cúmulo de tareas que los padres y madres han tenido que realizar con ellos, debido a la falta de un docente que les pudiese guiar y ayudar en el momento en el que realizaban esas tareas. Esta situación ha supuesto una dificultad para esos padres y madres que trabajan, ya que no han dispuesto del tiempo necesario para ayudar a sus hijos e hijas. Además, hay casos de familias con más de dos hijos/hijas, en las que los adultos responsables se han sentido saturados por la falta de tiempo para ayudarles, a pesar de que no trabajaban.

¿Cómo va a ser el sistema educativo?

Actualmente, hay muchas incógnitas sobre cómo va a ser el sistema educativo, ya que no se sabe si se van a realizar clases online, o  si solo un porcentaje de personas van a poder asistir a los centros educativos. También se cuestionan las medidas que se van a llevar a cabo si esto ocurre, y si unas decisiones u otras dependerán de la autonomía del estudiante según su edad.

Lo que sí está realmente claro es que es necesario que los estudiantes asistan a las clases para poder formarse con especialistas, debido a que son los encargados de “moldear” las sociedades futuras, y esto es algo que no se puede hacer a través de una pantalla.

¿Qué proporciona a los estudiantes asistir a los centros educativos?

Asistir a los centros educativos es parte de un aprendizaje esencial, debido a que no solo se aprende lo básico para tener una cultura general, sino que también se aprende a relacionarse. Como todos sabemos, lo que se aprende en las escuelas no es lo único que hay que saber, también hay que formarse aparte y aprender a través de las relaciones sociales, ya que cada persona nos puede enseñar algo nuevo. Estas relaciones generalmente se establecen en estos centros educativos, y cerrarlos podría hacer que los estudiantes solo aprendiesen la cultura general básica a través del ordenador, sin entender cómo funciona el mundo.

Por otro lado, la convivencia y el respeto solo se aprenden viviéndolo, y esto es algo que los estudiantes aprenden en su día a día en estos centros.

¿Cómo se puede conseguir?

Es necesario que los centros educativos estén abiertos para todos los estudiantes de todos los niveles de educativos, ya que todos tienen el mismo derecho de recibir su educación de la mejor manera posible, además de crear vínculos con todas esas personas con las que conviven.

La mejor forma de conseguir esto podría ser reduciendo la ratio en los centros educativos para que así todos los alumnos recibiesen la educación que se merecen.