La gran idea de las mini casas

Hace algunas semanas hablamos de una (no tan) nueva tendencia llamada minimalismo y como ésta  abarca diferentes facetas de nuestra vida cotidiana. En el artículo anterior hablamos del minimalismo aplicado a nuestros armarios: los armarios cápsula. En esta ocasión me gustaría hablaros de las mini casas, que tiene bastante que ver también con el minimalismo y un modo de vida sostenible. 

Hace algunas semanas hablamos de una (no tan) nueva tendencia llamada minimalismo y como ésta  abarca diferentes facetas de nuestra vida cotidiana. En el artículo anterior hablamos del minimalismo aplicado a nuestros armarios: los armarios cápsula. En esta ocasión me gustaría hablaros de las mini casas, que tiene bastante que ver también con el minimalismo y un modo de vida sostenible.

Desde hace ya unos años en Estados Unidos numerosas personas han comenzado han comenzado vender sus casas tradicionales para mudarse a mini casas. Y vosotros diréis: se han vuelto todos locos? Nada más lejos de la realidad.

Las mini casas o tiny houses, como se las conoce en el otro lado del charco ofrecen una alternativa a muchas personas que por diversos motivos no pueden o no quieren comprar o vivir en una casa tradicional. Algunas de las razones que llevan a mudarse de casas grandes a mini casas estan unidas al minimalismo enfocado a vivir de manera mas sencilla y con menos cosas. Este hecho hace que, lógicamente, se necesite de menos espacio.  Por último, y aunque parece bastante obvio, es digno de mencionar que este tipo de casas son más baratas que las tradicionales, lo que hace que sean muy atractivas para gente jóven. Aunque no son los unicos que optan por esta solucion, de echo, y en especial en Estados Unidos, muchas familias han cambiado su típica casa americana por mini casas.

¿Pero qué es exactamente una mini casa? No existen canones concretos, aunque más o menos sería una casa de 15 a 45 metros cuadrados.  Las mini casas, además pueden ser casas tradicionales, en el sentido de tiener cimientos, o casas móviles que pueden ser transportadas de un lugar a otro por empresas especializadas en caso necesario. Muchas de ellas cuentan además con paneles solares o recogedores de agua pluvial, para conseguir un abastecimiento energético total o parcial. Otra característica de éste tipo de vivienda es que gracias al espacio reducido son más faciles de mantener y consumen menos energía.

Puede que leyendo el artículo te hayas dado cuenta de que las mini casas no son sino el eje central en torno al que gira una filosofía y modo de vida diferente que se conoce como The tiny house movement. Dicha filosofía, que algunos denominan tambien movimiento social, se focaliza en intentar aportar soluciones a ciertos problemas contemporáneos ofreciendo una solucion alternativa para  reducir nuestra huella ecológica, alcanzar la autonomia económica o la autosuficiencia energética y tiene mucho que ver con el consumo responsable, la sostenilibilidad y el aprovechamiento del espacio.

Cabe mencinar por último que las mini casas no están reñidas con el diseño de interiores , al contrario, muchas de ellas gozan de un diseño práctico que ofrece soluciones originales y funcionales a sus habitantes. Basta buscar en YouTube videos de este tipo de casas y la pantalla se inunda de ejemplos reales  e incluso videos de como tunear nuestra mini casa desde cero. Pero tampoco hace falta ir tan lejos, en IKEA es posible caminar entre propuestas en tres dimensiones que muestran como se puede aprovechar (y decorar) un espacio pequeño, y hacerlo no solo funcional sino también bonito. Y es que, como dice el dicho, lo que importa no es la cantidad (de metros cuadrados) sino la calidad… y la funcionalidad, añadiría yo. Y tú, ¿qué opinas, te mudarías a una mini casa?