La nueva normalidad del 2020 y cómo evadirse de ella

Fuente: 65ymás

Vivimos en una nueva normalidad en la que actividades que antes hacíamos para evadirnos ahora están limitadas, pero ¿Cómo nos podemos evadir en el 2020?

Estamos en la última semana de octubre del 2020, año en el que han sucedido cosas que ni siquiera nos imaginábamos, como una pandemia a nivel mundial. Esta situación ha provocado que se produzcan cambios en muchos ámbitos de nuestras vidas.  De hecho, esta pandemia ha hecho que cosas que antes hacíamos con toda la normalidad del mundo, como quedar con nuestros amigos y familiares, salir de fiesta, viajar…  ahora estén limitadas por medidas que se van estableciendo de una semana a otra, y que hacen, como consecuencia, que no podamos hacer planes a largo plazo, ya que el futuro es incierto.

¿Qué  ha supuesto esta situación a nivel  personal?

Esta pandemia ha traído cosas negativas, ya que el hecho de que haya cambios en las medidas cada dos por tres hace que muchas personas sientan ansiedad por lo que les puede deparar el futuro. Realmente, no sabemos si de aquí a una semana vamos a perder nuestro puesto de trabajo, cerrar nuestra empresa, dejar de ir a clase,  dejar de seguir viendo a nuestros seres queridos…

En muchos casos, se pierde la motivación, debido a que todas las actividades que antes hacían que nos evadiésemos de nuestros problemas personales, ahora ya no las podemos hacer, o están limitadas por horarios, número de personas… Por ejemplo, antes, si estábamos agobiados por los estudios, o por alguna situación personal, en algunos casos, salir de fiesta o quedar con los amigos suponía una forma brutal de despejarse que provocaba como consecuencia que nuestra forma de ver el problema cambiase, incluso que hasta minimizásemos el problema en sí. No obstante, ahora es más difícil hacer todo esto.

Aspectos positivos que hemos podido sacar de esta situación

Aunque antes no lo sabíamos, el futuro siempre ha sido incierto, ya que realmente no sabemos qué va a ser de nosotros dentro de una semana, un mes o incluso un año. Normalmente, la gente suele vivir pensando  en el futuro para así tomar las mejores decisiones en el presente. Sin embargo, en muchos casos se les olvida que lo que realmente es importante es el presente. Obviamente, hay que tener  en cuenta el futuro, pero tampoco en exceso.

Si se puede sacar algo positivo de esta pandemia es que ahora somos más conscientes de que hay que vivir el presente en todo momento y hacer “todo lo que queramos hacer”, para así, vivir una vida lo más plena posible, ya que solo tenemos una.

Consejos para que la pandemia no nos vuelva “locos”

Creo que lo mejor que podemos hacer para que esta pandemia no nos vuelva locos es aceptar la situación, sobre todo aceptar que va a durar un tiempo indefinido, y buscar actividades que podamos hacer tanto en solitario, como con amigos y familiares y que cumplan las medidas de seguridad. A la hora de buscar las actividades, recomiendo buscarlas teniendo en cuenta que tienen que ayudarnos a evadirnos y despejarnos, para seguir afrontando nuestro día a día de la forma más amena posible.