La serie del momento: ÉLITE

«Cuando en un ecosistema se introduce una especie diferente, siempre lo altera» es un perfecto resumen del  argumento de la nueva bomba de Nétflix, Élite. El mundo se rinde ante los pies de esta serie española, con millones de reproducciones, share a nivel internacional y el anuncio de una segunda temporada.

Argumento

 

Tras el derrumbe de un colegio público, tres alumnos de clase media consiguen una beca para estudiar en el prestigioso instituto de Las Encinas, donde se encuentran los hijos de la élite del país. Los «pijos» ven a los nuevos  como inferiores, lo que abre uno de los principales frentes de la trama, la lucha de clases. A este se suman otras  temáticas cómo el sexo, las drogas o el racismo, que se tratan a través de las historias de los protagonistas con un impactante hilo conductor: la investigación del asesinato de uno de los compañeros.

Una serie con trasfondo

En tan sólo ocho capítulos, la serie es capaz de dar voz y visibilidad a problemas que viven los jóvenes actualmente y lo más importante, tratarlos de forma real, cercana, para que el público pueda identificarse con ellos. Homosexualidad y religión, poliamor, enfermedades de transmisión sexual, familias rotas o dependencia emocional son algunos de los aspectos que acompañan a los personajes durante la trama. Si a este cóctel explosivo le añades el suspense de un crimen, obtienes la mezcla perfecta.

Es un concepto similar al de Física o Química: series con trasfondo, mensaje, y que van mucho mas allá del entretenimiento. Buscan concienciar a su público y transmitir lecciones que difícilmente se pueden encontrar en otros formatos. Lejos quedan las primeras etiquetas y comparaciones despectivas que se le atribuyeron por ser una «serie para adolescentes».

El elenco principal está formado por jóvenes actores cómo María Pedraza, Jaime Lorente y Miguel Herran. Por su parte, los creadores de esta producción son Carlos Montero y Darío Madrona y los directores, Ramón Salazar y Dani de la Orden.

El éxito de «Élite» se suma al de otras series españolas a nivel global cómo «La casa de papel» o «Las chicas del cable».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *