LEIVA

Fiel a su estilo no prescinde ni de su sombrero ni de sus gafas.