El coronavirus provoca más trombos que las vacunas

La paralización de la vacunación con Janssen y AstraZeneca por los casos de trombos ha generado miedo en la población, pero lo cierto es que el riesgo de sufrir una trombosis es mayor al padecer coronavirus.

Los trombos son coágulos de sangre que se forman en las arterias o las venas y que bloquean la circulación sanguínea. Pueden llegar a provocar enfermedades cardiovasculares con un alto índice de mortalidad como un tromboembolismo pulmonar o infartos de miocardio, ictus y tromboembolias venosas. Según la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, sucede a una de cada mil personas cada año.

La Agencia Europea del Medicamento confirmó hace unos días que la aparición de trombos se tenían que añadir a los efectos secundarios del suero de AstraZeneca, siendo “muy raro” por su frecuencia, que es inferior al 0,0004%. De 25 millones de vacunados, el organismo europeo investigó 86 casos, de los que 18 fueron mortales.

En el caso de Janssen se han investigado 8 trombos entre 7 millones de personas vacunadas y solo uno de ellos ha sido mortal. Aún así, en Estados Unidos paralizaron esta vacuna por precaución y desde la Unión Europea decidieron aplazar el comienzo de la vacunación con esta marca.

La Agencia Europea del Medicamento desbloqueó hace unos días la distribución de Janssen al considerar que el efecto secundario era “muy infrecuente” y ayer ya se utilizó en 8 comunidades autónomas españolas. 

Los 8 casos de trombos con Janssen fueron de la denominada trombosis de senos venosos cerebrales, al igual que 62 de los 86 casos de trombos con AstraZeneca, mientras que los otros 24 casos han sido de trombosis venosa esplácnica.

La Agencia Europea del Medicamento cree que estos casos podrían ser una «respuesta inmunológica» que también ocurre con algunos anticoagulantes.

El riesgo de sufrir una trombosis al ser vacunado con AstraZeneca es de cuatro por cada millón de personas y de menos de uno por millón en el caso de Janssen. Sin embargo, según la  Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, la Covid-19 puede provocar trombos, especialmente pulmonares, al 1% de los pacientes leves de Covid-19 que pasan la enfermedad en casa; al 5% de los hospitalizados en planta y entre el 20 y el 25% en pacientes de UCI.

En definitiva, los datos demuestran que nos deberían preocupar más los efectos de la Covid-19 que los de las vacunas.