Columna de opinión

La nueva normalidad más anormal

Para algunos los tiempos de pandemia y confinamiento han quedado lejanos, como si no hubiésemos estado casi tres meses encerrados en casa. En un principio pensaba que de ésta situación saldríamos siendo mejores personas; y no es para menos, la ciudadanía se unió con una solidaridad que jamás había visto en mis diecisiete años de vida. Pero, lejos de esas muestras de respaldo, volvimos a ser lo que éramos. Y supongo que de eso trataba «la nueva normalidad», de volver al egoísmo que reinaba nuestras vidas.

¿Qué puedo aprender de Vox?

Para vencer no solo hace falta que parte de mis posiciones superen racionalmente a la contraria, sino que de aquellas que no se puedan vencer o que cuestionen directamente las mías tendré que aprender bien para asumirlas o bien para adaptar mis posiciones. Por lo tanto, a mí, persona que se dice de izquierdas, me gusta pararme a mirar las tesis más opuestas que hay en el contexto actual para ver cómo puedo aprender de ellas. Y así me pregunto, ¿qué puedo aprender de Vox?

Cuán grande es nuestro pecado

Si bien es cierto que el racismo está lejos de ser unidireccional (cualquier persona de cualquier raza puede sufrir racismo), lo cierto es que el desprecio histórico de los blancos estadounidenses hacia los afroamericanos sólo encuentra rival en su duración, intensidad y nefastas consecuencias en el antisemitismo.