Cultura

La Tía Pilarín: costumbrismo familiar al servicio de la tierra

Para su diseño solo tuvo que mirar a su alrededor, aunque apenas hizo falta; lo que determinaría la naturaleza de la Tía Pilarín llevaba mucho tiempo exigiendo salir. Se lo sabía de memoria: “En el fondo no tuve que pensar de forma detenida su personalidad; surgió sola, porque siempre he convivido con esas mujeres que representan la pureza, la verdad, y es algo que ya forma parte de mí”.

II Dislogio a Antonio García Villarán

A través del libro  El arte de no tener talento, de Antonio García Villarán, profundizamos en las bases que fundamentan el Hamparte. Con este segundo Dislogio damos respuesta a las pocas declaraciones que el andaluz vertió sobre aquella crítica que le dedicamos en este medio. Desde luego, aquí sí predica con el ejemplo: si existiera un arte de no tener talento, sin duda Antonio García Villarán sería su máximo exponente, al menos, en cuanto a literatura se refiere.