El 1 de Octubre se acerca, y las medidas para impedir el referéndum se intensifican. Ayer conocimos que el TSJC ordenó a Mossos, Guardia Civil y Policía impedir la votación cerrando los colegios elegidos como puntos de votación. Mientras la Generalitat continúa su pulso independentista.

Hablamos con Irene Pardo, la Presidenta provincial de NNGG Lleida y responsable de política autonómica de NNGG en Cataluña apenas unos días antes de la celebración del referéndum independentista.

¿Habrá referéndum en Cataluña en apenas tres días?

No. No habrá referéndum. Lo sabemos todos, los ciudadanos y ellos, los propios políticos que prometen poner “urnas” el próximo 1 de octubre. Saben que no pueden saltarse la ley, saben que no pueden acabar cometiendo una acción fuera de la ley, por eso, no habrá referéndum. Un referéndum necesita una junta electoral, funcionarios, un censo electoral, jueces, etc. Todo esto no lo habrá, ¿cómo lo van a hacer, si todas las piezas que debe tener ese referéndum para que sea reconocido y tenga unas garantías no las tiene?

¿Qué ocurrirá el 2 de octubre y los días posteriores?

Creo que nadie sabe que pasará el día 2 de octubre, porque cada día en Cataluña es una sorpresa, políticamente hablando. Lo que sí espero que pase, es que todo este conflicto termine y que el Govern de la Generalitat deje de tensar la situación. No podemos seguir con huelgas en los institutos, en las Universidades, con manifestaciones a diario delante de las instituciones, las faltas de respeto a los diferentes cuerpos de policía. El Govern debe y tiene la obligación de volver al camino de la buena política por el bien de Cataluña y de los catalanes. Espero que el Parlament vuelva a abrir sus puertas y vuelva a trabajar por los temas que realmente nos afectan; sanidad, educación, empleo, etc. No pueden seguir incomodando a los catalanes que no queremos el referéndum ni la independencia. A día de hoy tenemos un Presidente que tan solo trabaja para unos cuantos y para una cosa. Catalunya debe de salir en las noticias no por conflictos sino por todo lo contrario, por ser un motor económico y un ejemplo dentro de España. Espero que el Govern rectifique el día 2 ,deje de mentir, de poner al Estado español como el malo de la situación y así poder revertir esta situación de confrontación y deje de dividirnos entre catalanes. Espero que pase eso…

¿Está el conflicto catalán dividiendo a la sociedad catalana?

La está dividiendo por la mitad. Entre independentistas y no. Entre buenos catalanes y entre los que ellos consideran como catalanes de segunda. Se nota el ambiente tenso, entre amigos, familiares, en el trabajo. En el momento en que los independentistas se manifiestan delante de un cuartel de la Guardia Civil y provoca reacciones por parte de los que no son independentistas, ya estás enfrentando a la sociedad. Llevar una estelada ahora mismo por la calle no es un problema, llevar una bandera de España sí lo es, y es considerado como una provocación. Este proceso no ha sido pacífico por mucho que así lo intenten vender. Han aparecido carteles de un partido político señalando a esos concejales que no están de acuerdo con facilitar espacios públicos para el referéndum, se han repartido folletos indicando que apuntes los nombres de esas personas que no van a ir a votar, han salido políticos de la talla de Joan Tardà haciendo un llamamiento a los jóvenes en la Universidad de Barcelona de que participen a la construcción de la República y si no lo hacen habrán cometido un delito de traición y muchas otras cosas más. Todo esto genera odio y por lo tanto, división.

¿Crees que el Gobierno de Mariano Rajoy ha contribuido también de alguna forma a generar esta división?

En el momento que alguien se salta la ley es quien genera el conflicto. Se puede hablar, se puede dialogar, pero siempre dentro de un marco legal. Si se quiere hacer un referéndum, debe de ir por los canales y proceso que toca, se invitó a discutir el referéndum al Congreso, se negó la invitación por parte de Puigdemont. Cataluña ha sido la mayor receptora del FLA en España . ¿Todo esto es generar división? Diálogo no significa acatar lo que uno dice, significa sentarse y ver de qué forma se pueden solucionar los problemas siempre respetando nuestro ordenamiento. Respetar las leyes es de obligación de ciudadanos y gobernantes. Las respuestas que ha habido durante estos días por parte del Gobierno han sido de forma proporcional a cada acción que se ha llevado desde la Generalitat. Considero que se está teniendo mucha prudencia, que se está invitando por parte del Gobierno de Mariano Rajoy a la reflexión, pero desde aquí, desde Cataluña, ya no interesa nada de eso. Han pisado el acelerador y el pedal del freno se lo han cargado, y van a ir hasta el final.

¿Este conflicto comenzó el día que se convocó el referéndum? ¿O viene de hace más tiempo?

Llevamos con este conflicto desde que Convergencia cogió el timón de la Generalitat. Parece increíble que al final, la mayor ruptura social en Cataluña la haya cometido aquel partido que en su día era definido como un partido moderado y que precisamente no se definían por ser unos desobedientes. Convergencia decidió convertirse en el partido icono del independentismo y dejar a un lado sus principios, a la vista está que la primera ruptura que provocó fue la de su mismo partido. ¿Qué íbamos a esperar entonces? Empezaron convirtiendo el 11 de septiembre en el día de los independentistas y no el de todos los catalanes, han convertido los medios de comunicación públicos en el altavoz de ellos y así con todo. Ahora, con el referéndum todo ha ido más.

Entonces, ¿el único responsable de esta situación es Convergencia?

Creo que nadie tiene el 100% de responsabilidad en todo esto, pero sí que es verdad que no podemos señalar como culpables a los que toman medidas frente a las irresponsabilidades e ilegalidades de otros, eso es lo que nos intentan vender, que la culpa de todo la tiene el Gobierno por garantizar que se cumplan las leyes en Cataluña, que los malos son los que Gobiernan desde Madrid y que los que gobiernan en Cataluña tan solo son unas víctimas. El Gobierno de Cataluña ha tenido la oportunidad de dialogar, no lo ha hecho, Puigdemlnt ha tenido la oportunidad de pedir una mejor financiación para Cataluña en la conferencia de Presidentes autonómicos y no asistió. La responsabilidad de todo esto no es de quienes hacen las leyes sino de quienes las incumplen.

¿Es todo esto cuestión de dinero por la financiación de Cataluña?

Pues hemos visto que no. Tuvo Puigdemont, como he dicho antes, la oportunidad de ir a una conferencia donde fueron todos los Presidentes autonómicos y no fue. Aún no yendo, hemos oído en estos últimos días al Ministro De Guindos ofrecer una mejora de la financiación en Cataluña si el Govern deja sus planes del referéndum y desafíos independentistas, y vemos que no ha habido ninguna reacción por parte de Puigdemont y compañía.

¿No es quizás ya algo tarde para ese debate?

Jamás es tarde si de verdad hay voluntad. El problema es que por parte de algunos no la hay. No se pudo negociar una mejor financiación años atrás por la situación de crisis económica que se estaba viviendo en España, y así se dijo. No se puede hablar de mejora de financiación en un momento en que no hay dinero. Ahora si lo hay, pero lo que no se puede hacer es ceder ante los chantajes de un Gobierno autonómico. Cuando no es una cosa es otra, y nunca tienen suficiente. Si de verdad les importa el pueblo de Cataluña y el futuro de Cataluña no sería tarde y no condenarían a 7,5 millones de personas al precipicio.

¿Debe la Policía precintar mañana los colegios elegidos para colocar los puntos de votación, tal y como ordenó ayer el TSJC?

La Policía debe cumplir las órdenes y debe de hacer cumplir la ley. Poner cajas de cartón, plástico o lo que sea que vayan a poner el domingo no es una votación, no es legal y por lo tanto no es democrático. Si llegado el momento se precintan esos colegios, pues me parecerá que están haciendo lo correcto, ya veremos luego cómo se gestiona esa frustración tanto de los independentistas por no tener ese referéndum como de los que no somos independentistas si no se precintan, o finalmente vemos la gente entrar en los colegios. Pase lo que pase hemos llegado a una situación muy triste, y para darle la vuelta a esta situación y volver a la normalidad va a costar mucho tiempo y mucha política.

¿Debe ser inhabilitado Puigdemont?

Eso lo decidirá la justicia. Lo que sí creo es que se le deben de pedir responsabilidades por todo lo acontecido en las ultima semanas, por esta fractura que ha provocado y ha tensionado en la sociedad catalana y creo que a un político se le han de pedir responsabilidades cuando ha dicho y hecho cosas al margen de la ley. Por utilizar dinero en este proceso, por publicitar una campaña de un referéndum ilegal con el sello de la Generalitat, por ejemplo. Pero su inhabilitación lo deberá de decidir un juez si llega el momento de decidirlo.

Para concluir este entrevista, me gustaría que a modo de autocrítica y reflexión me dijeras una cosa que ha hecho bien el Partido Popular y una cosa que ha hecho mal.

Creo que el Partido Popular ha estado a la altura como partido de Gobierno, está siendo responsable con los catalanes y el conjunto de los españoles, garantizando el cumplimiento de nuestras leyes, de nuestra democracia, que está siendo proporcional y prudente en cada paso que se da y eso es muy importante en conflictos tan complicados como el que estamos viviendo en España por el tema catalán. ¿Una cosa que haya hecho mal? No creo que sea algo que haya hecho mal, pero quizás no ser realmente consciente de la magnitud del problema pero, ¿quién iba a pensar que esto desencadenaría de esta manera?

Había factores que hacían prever que el desafío llegaría a este punto. 

¿Qué factores?

El 9N, las mayorías parlamentarias, el pacto de investidura con la CUP, los discursos de los dirigentes de ‘Junts pel Sí’ y el partido anticapitalista, y los movimientos de la Generalitat para poder proporcionar a Cataluña de estructuras propias, como la Hacienda catalana.

Claro que se veía el rumbo que llevaban y su propia hoja de ruta publicitada por ellos mismos, pero creo que nadie se pensaba que finalmente no iban a tomar conciencia e iban a reflexionar antes de enfrentar y dividir a toda una sociedad. A nadie le puede caber en la cabeza que esto hubiera acabado así y que el Gobierno de Cataluña en ningún momento hubiera bajado una marcha atropellando todos los derechos de los catalanes. Nadie hubiese imaginado que los días 6 y 7 el Parlament de Cataluña aprobara una ley en la que no fue votada por una parte de la representación del Parlament, por una parte de los catalanes. Nadie se hubiese imaginado que esos días el Govern de Catalunya pasaría por encima del tan querido Estatut de Catalunya. En todo momento desde el Estado se ha intentado apagar fuegos, ayudando a pagar a farmacias, proveedores, funcionarios, etc. Se ha intentado frenar el choque de trenes pero aquí unos han puesto la primera y no han querido ni han tenido la intención de frenar.

1 thought on “Irene Pardo (PPC): “la responsabilidad de todo esto no es de quienes hacen las leyes sino de quienes las incumplen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *