Contra la violencia machista, educación no sexista

El pasado 2 de Octubre el Sindicato de Estudiantes de España convocaron una huelga general para el próximo 14 de noviembre bajo el lema «Fuera el machismo de nuestras aulas» ya que considera que es el momento de levantar a la juventud estudiantil contra «el sexismo» en los centros educativos.

Para su aprobación el SE ha recordado en su convocatoria la sentencia de La Manada y el asesinato la semana pasada de tres mujeres y dos niñas, que pone de manifiesto que «la violencia machista es algo sistémico en nuestra sociedad».

Es muy posible que en algún momento hayamos ejercido cierto sexismo de manera inconsciente, o haber sido testigo de esto normalizando este tipo de situaciones debido a que desde la infancia se nos han inculcado unos valores haciendo referencia a las características de las personas en función de sus sexo.

En primaria y/o secundaria habrás presenciado algunas situaciones sexistas como distribuir a los alumnos y alumnas en función del sexo, por ejemplo ha sido muy típico en educación física, por orden del profesor, los niños jugaban al fútbol y las niñas realizaban otra actividad independientemente de sus preferencias. Otro ejemplo es el de atribuir cualidades físicas según el sexo, pues cuando en algún momento un profesor ha necesitado mover algo pesado rápidamente se dirigía a los alumnos.

Estas conductas sexistas es debido a varios factores como el que vivimos en una sociedad sexista  donde se potencia roles diferentes para hombre y mujer. Lina Gálvez, directora del Máster Universitario en Género e Igualdad en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla afirma que “La escuela no solo la componen el alumnado y el profesorado, sino todo el entorno social de las niñas y niños, principalmente la familia, que hace que los niños trasladen a la escuela los estereotipos sexistas que aprenden en sus casas o en los dibujos animados”. Además la escuela debería romper estos estereotipos, pero en algunos casos refuerza las conductas desiguales con hechos como he mencionado anteriormente. Lina señala que el profesorado de los centros escolares resulta esencial para una educación de calidad, también en el ámbito de la educación en la igualdad. “Las escuelas pueden hacer mucho más por la igualdad, sobre todo si se destinan fondos para que cumplan esa función, algo que sería posible en la actualidad dada la gran cantidad de personas cualificadas que están en situación de desempleo”.

Es por ello, añadiendo otro hechos machistas de mayor magnitud, que el 14 de Noviembre se ha convocado esta huelga general donde exigen al gobierno la puesta en marcha inmediata de una asignatura de educación sexual inclusiva, evaluable y obligatoria en centros públicos y privados, en Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP.

Con esta huelga se quiere denunciar no solo los hechos sexistas sino aquellos hechos machistas que se han experimentado en las aulas como la denuncia por varias alumnas un profesor de Psicología de la Universidad de Oviedo por mantener un comportamiento «inadecuado» y realizar comentarios machistas. Alguno de los comentarios que decía esta profesor en clase eran  «Ya podíais venir a clase tal y como os vestís los sábados» o «si volvéis a repetir, os violo».

Uno de los factores para acabar con esta situación machista es la educación, pues «si se educa a los niños no será necesario castigar a los hombres.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *