Desigualdad en los Juegos Olímpicos

JUEGOS OLÍMPICOS

 

Los actuales Juegos Olímpicos 2020 de Tokio están viéndose marcados no sólo por la pandemia, sino también por el machismo. Desde que tenemos conocimiento, la mayoría de deportes han venido siendo desarrollados por hombres. Esto ha causado que las mujeres deban demostrar de forma continua que también son válidas como deportistas. La desigualdad en estos Juegos Olímpicos están dejando constancia de las diferencias y el machismo que sigue presente en la sociedad y en los deportes.

Por desgracia, una gran cantidad de mensajes que denigran a la mujer vienen por parte de medios de comunicación. Más concretamente, un titular del periódico La Razón hacia referencia a Paula Badosa. La deportista se clasificó para los cuartos de final de tenis, y el periódico se refirió a ella como la ex de David Broncano. El enunciado decía así: «Paula Badosa deslumbra en los Juegos de Tokio. La tenista, ex de David Broncano, se clasificó este martes para los cuartos de final de los JJOO». Al parecer, no es suficiente clasificarse en los Juegos Olímpicos como para que haya que especificar que la tenista es ex pareja de un cómico y presentador conocido.

Sin embargo, David Broncano condenó esta publicación a través de su cuenta de Twitter. «Estos MACHISTAS consideran que para hablar de una de las mejores deportistas del mundo es necesario citarme a mí, que estoy viendo los Juegos tumbado en un sofá, sólo porque soy un HOMBRE famoso.» escribía el presentador.

El periódico El País también publicó un titular digno de encontrarse en este artículo. En dicha ocasión, se hizo referencia a la decisión de la gimnasta Simone Bales de anteponer su salud mental y abandonar la final de gimnasia artística. Ante este suceso, el periódico publicó la noticia bajo un titular que decía «Simone Biles, lo que los hombres solo pueden soñar”. Así dieron mayor importancia a lo que un hombre puede (o no) hacer, lo cual también muestra desigualdad, en vez de mencionar los logros de Simone.

MUESTRAS DE DESIGUALDAD

Los medios de comunicación no han sido los únicos que han mostrado las diferencias que aun existen en la sociedad. La patinadora rusa Tatiana Navka lanzó, a través de su cuenta de Instagram, un mensaje sexista hacia el gimnasta español Cristofer Benítez. «¡Lo masculino seguirá siendo masculino y lo femenino seguirá siendo femenino! Y mis hijos nunca verán esto y no pensarán que esta es la norma.», escribía Tatiana. A la patinadora le debe parecer incorrecto que España sea el único país del mundo en el que los gimnastas masculinos pueden competir de forma oficial.

Por último, y no porque no existan más ejemplos de sucesos que muestren la desigualdad existente en los Juegos Olímpicos, mencionamos la situación de Ona Carbonell. La nadadora española, que ha sido madre recientemente, se ha visto obligada a decidir entre su maternidad y participar en los JJOO. Su hijo Kai es lactante, por lo que necesita estar con su madre para continuar con su lactancia.

Cuando Ona preguntó al Comité Olímpico Internacional si podría viajar a Tokyo con su hijo, la respuesta fue positiva. Sin embargo, le comunicaron que debía ajustarse a las condiciones del gobierno de Japón, las cuales no facilitaban la conciliación familiar. Finalmente, Ona Carbonell notificó mediante una publicación en Instagram que acudiría a las olimpiadas sin su hijo. «Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él.» escribía la nadadora.

Estos cuatro sucesos son sólo algunas muestras de la desigualdad en los Juegos Olímpicos y el machismo que sigue latente en la sociedad. Aún queda mucho trabajo por hacer.