Los microcréditos: una solución alternativa

Hoy en día conseguir financiación para el negocio es casi misión imposible. Los bancos llevan años con el grifo del crédito cerrado para PYMEs y autónomos. Su excusa es que “no les piden crédito”, pero la realidad es que la mayoría de los negocios se han cansado de recibir un “no” por respuesta cada vez que solicitan financiación para sus empresas. Así, que han ido buscando soluciones financieras alternativas a través de entidades de crédito. Una de estas formas de financiación son los microcréditos para empresas. Si no tienes claro qué es un microcrédito o por qué usarlos para financiar tu empresa, aquí tienes diez preguntas que respondemos para resolver tus dudas.

Esta misma mañana me introduzco en el apasionante mundo de los Modelos de Naciones Unidas, simulaciones parlamentarias que pretenden recrear la actividad de los principales órganos de la ONU. En mi caso lo haré representando a Canadá en una de las Comisiones de la Asamblea General: el ECOFIN. ¿Los temas a tratar? Crecimiento económico sostenible y microcréditos.

Fue a raíz de esto que se me ocurrió escribir esta entrada sobre los microcréditos, pues hoy en día conseguir financiación para el negocio es casi misión imposible. Los bancos llevan años con el grifo del crédito cerrado para PYMEs y autónomos. Su excusa es que “no les piden crédito”, pero la realidad es que la mayoría de los negocios se han cansado de recibir un “no” por respuesta cada vez que solicitan financiación para sus empresas. Así, que han ido buscando soluciones financieras alternativas a través de entidades de crédito. Una de estas formas de financiación son los microcréditos para empresas. Si no tienes claro qué es un microcrédito o por qué usarlos para financiar tu empresa, aquí tienes diez preguntas que respondemos para resolver tus dudas.

¿Qué es un microcrédito?

Un microcrédito es un préstamo rápido de una cantidad reducida de dinero, por ejemplo 200 euros, que se ofrece con condiciones ventajosas, incluso con la Renta Activa de Inserción (RAI) o la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), e incluso con un tipo de interés menos que el de un crédito tradicional bancario.

¿Qué requisitos piden para solicitar un microcrédito?

Pueden variar según la entidad en cuestión, pero usualmente son muchos menos que para solicitar un préstamo con entidades bancarias tradicionales. La gran ventaja de que casi no pidan documentación es que estos préstamos se convierten en una forma rápida de conseguir dinero para atender pequeños imprevistos o desfases de tesorería de la empresa. Normalmente con el nombre y apellidos o razón social, y el DNI o el CIF de la empresa es suficiente. No obstante, cuanto mayor sea la cuantía del préstamo más información se solicitará.

 

¿Cuál es el tipo de interés aplicable?

El tipo de interés varía dependiendo de la entidad, por eso te recomiendo que utilices un comparador de créditos que te permita filtrar y ordenar las mejores ofertas de forma rápida y sencilla o que recopiles esta información por tu cuenta. Algunas entidades ofrecen microcréditos sin intereses, simplemente exigen una comisión de estudio o apertura. Otras cobran elevados intereses que pueden exceder el 10% mensual. Por eso es fundamental saber escoger la entidad con la que suscribir el microcrédito.

¿Cuál es el plazo de devolución?

Ya que la entidad crediticia asume un nivel de riesgo elevado, dado que concede financiación a empresas poco solventes, el plazo medio de devolución no suele exceder los 30 días. Es importante destacar que se trata de una fuente de financiación ajena que sólo debe utilizarse para necesidades puntuales de dinero, no para cubrir déficits permanentes de tesorería o problemas estructurales de liquidez.

¿Cuáles son las causas más habituales para solicitar un microcrédito?

Según recientes estudios elaborados por entidades de crédito y bancarias, los principales motivos para que las empresas soliciten un microcrédito son:

  • Financiar imprevistos: 39,9%.
  • Pago de gastos corrientes: 31,8%.
  • Emprendimiento: 18,9%.

¿Necesito un aval para que me aprueben la solicitud de microcrédito?

Tener un aval es uno de los grandes obstáculos para la mayoría de empresas. Negocios que necesitan financiación y que ven cómo los bancos les piden avales, normalmente de los dueños o socios, para conseguir pequeñas cantidades de dinero y en malas condiciones. Sin embargo, en el caso del los microcréditos, no suele ser así. Salvo que el solicitante de la financiación tenga un historial de impagos o esté incluido en ficheros de morosos como RAI o ASNEF. En esos casos la concesión del microcrédito puede estar condicionada al aval de una persona, sea autónomo o sociedad, más solvente y con mejor historial financiero.

¿Hay alguna forma de conseguir un microcrédito sin poner a los bancos de por medio?

Sí, de hecho es la forma más habitual. Existen muchas entidades especializadas en microcréditos para empresas y particulares que operan en España.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *