El VAR es Mundial

Video Assistant Referee. El videoarbitraje, esa tecnología que da justicia al fútbol, está siendo el verdadero protagonista del Mundial. La incertidumbre y los “piscinazos” ya no se pueden dar en la que es la mayor competencia del fútbol del Mundo. Aunque el VAR no soluciona todas las dudas, al menos tilda al fútbol de un espectáculo justo.

Sin embargo, el VAR también tiene sus contrarios. La excesiva pérdida de tiempo por volver a visualizar la jugada provoca la impaciencia para mucho fanáticos del fútbol. Sobre todo lo sufren los paisanos de la Selección que se está cuestionando. En el partido entre Egipto y Arabia Saudita pasaron 5 minutos hasta que el VAR confirmó el penalti. Un tiempo perdido que, según muchos seguidores, saca del partido a ambos equipos.

El VAR es motivo de alegría para muchos equipos y de tristeza para otros. España sabe bien los usos del videoarbitraje. En el primer partido contra Portugal, los de Cristiano y el árbitro quisieron recurrir al VAR con el primer gol de Costa. Se cuestionaba una posible falta del del Atlético de Madrid. El VAR dio la ventaja a España. En el partido contra Irán, recibieron un gol en contra en fuera de juego. El plena celebración iraní, el árbitro les anuló el gol.

Neymar fue otro de los grandes protagonistas y que más polémica causo con el VAR. En el minuto 78 Neymar cayó escandalosamente en el área de Costa Rica. Lo que parecía un penalti claro a favor de Brasil, fue anulado (justamente) por el VAR. Sin duda, toda una decepción para Neymar.

Como todo árbitro, el VAR también es criticado por los propios jugadores y entrenadores del Mundial. En la rueda de prensa por su partido contra España, el entrenador Hervé Renard y el portero de Numancia, Munir Mohand, dirigieron graves palabras hacia el videoarbitraje.  “En el gol de Portugal hubo falta de Pepe en el primer palo, ¿por qué no se vio? Luego hubo una mano que no se pitó cuando una igual sí se señaló en el partido de Australia, ¿si uno es penalti, por qué no el otro? Más tarde también nos hicieron un claro penalti y nunca se recurrió al VAR”.

El verdadero momento del VAR llegó en el Portugal-Irán y España-Marruecos. Entrando ya en el tiempo de descuento, España perdía 1 a 2, y Portugal ganaba a Irán por 1 a 0. Aspas marcó un gol que el árbitro anuló por fuera de juego. Sin embargo, se recurrió al VAR para comprobar este supuesto fallo. En el mismo momento, en el Portugal-Irán, el VAR concedía un penalti a favor de Irán. En España se validó el gol y en el de Irán se cumplía con la pena máxima. Si no se hubiera validado el gol de España, el gol de Irán ponía en un compromiso en España. Sin embargo, el bendito VAR (y no olvidemos el gol de Aspas) permitió que España pasara del riesgo a ser el primero de grupo.

A pesar de sus seguidores y sus detractores, el VAR está aquí y sí, es Mundial. En España, en la considerada la mejor liga del mundo, todavía no está implantado el videoarbitraje. Habrá que esperar al comienzo de esta próxima temporada para ver en los estadios de Primera División este árbitro múltiple. Después de muchos años de polémica, muchas de las dudas se van a solucionar. A pesar de esto, siempre habrá disputa. Para muchos, los árbitros y la tecnologían siempre perjudicarán a tu equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *