¿La transexualidad es una tragedia?

La jueza María Elósegui ha sido nombrada como representante española para la defensa de los Derechos Humanos en Estrasburgo. Dicho nombramiento ha causado revuelo y polémica en redes sociales y otros medios de comunicación: ¿a qué se debe esta polémica?

“Para curar al transexual, porque es una enfermedad, una patología, un sufrimiento, una tragedia (…)” es uno de los “discursos” que mantiene Elósegui en su trayectoria profesional. Esta jueza también mantiene que las personas transexuales necesitan ajustar su cuerpo a su identidad de género, perpetuando así la concepción de que la identidad de género de cada persona tiene que eser vinculante a un cuerpo determinado. Negando así la existencia de cuerpos diversos que rompan con las normas y concepciones socioculturales en relación al sexo y al género.

Estas no son las únicas declaraciones polémicas de la jueza: también ha protagonizado otras sobre la homosexualidad, el matrimonio igualitario y el aborto, aunque nos centraremos en las que hemos citado anteriormente.

Hablamos sobre una jueza que va a representar a España para la defensa de lo Derechos Humanos, pero sin embargo nos encontramos con una clara patologización/psiquiatrización de la transexualidad, una medicalización impuesta sobre la misma y la calificación de la transexualidad como “tragedia”, entre otros. ¿Qué ocurre con esto? Día a día se lleva a cabo la lucha porque la transexualidad sea eliminada de la lista de enfermedades mentales, desde el activismo se reivindican los cuerpos diversos y la libertad a escoger de cada individuo y cada vez encontramos más leyes que niegan la transexualidad como trastorno. No obstante, enviamos como representante de España a esta jueza. Además, para defender los Derechos Humanos.

¿Qué derechos? Si se niega a todas las personas transexuales la libertad de ser y de su autodeterminación, imponiendo esa medicalización, además de tratar algo que no es más que una forma de ser, como una enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *