El Defensor del Pueblo ha pedido más contundencia contra el acoso sexual en las Fuerzas Armadas. Francisco Fernández Marugán ha iniciado una actuación de oficio ante el Ministerio de Defensa con el objetivo de evaluar que eficacia tiene el protocolo contra el acoso sexual puesto en marcha a finales de 2015 tras hacerse público el caso de la comandante Zaida Cantera, actualmente diputada en el congreso por el PSOE.

El Defensor del Pueblo ha puesto de manifiesto su inquietud por los casos de acoso sexual y laboral en las Fuerzas Armadas y ha pedido tolerancia cero. Además, muestra su preocupación por “el aumento de casos y carencias” que han sido detalladas en el último informe del Observatorio de Vida Militar, que ha reclamado un plan integral para atajar el acoso en la institución.

Fernández Marugán coincide con el Observatorio Militar en pedir “más protección a las víctimas durante la tramitación de los expedientes sancionadores. En un comunicado, ha declarado que, “solo pueden declarar como testigos, sin poder intervenir en el procedimiento ni recurrir a los tribunales si el asunto es archivado o no están conformes con sus conclusiones”.

Cifras que dicen lo mucho que hay que hacer

El Observatorio de Vida Militar ha hecho un recopilatorio de cifras de 2004 a 2015. Durante ese periodo se presentaron 174 denuncias por acoso sexual o laboral. De ellas, el 76% acabó en nada. La Justicia militar archivó 110 casos durante la fase de diligencias previas y otras 24 no acabaron con sentencia condenatoria contra los acusados.

Sólo se produjeron 22 condenas.

Desde el Observatorio de Vida Militar, consideran un primer paso el protocolo del Ministerio de Defensa, aunque también apuntan que es necesario simplificar y sistematizar las medidas de protección que se ofrecen a las víctimas.

Mucho trabajo por hacer

Nos tocará ver si finalmente el Defensor del Pueblo, consigue salirse con la suya y mejorar la situación, o en cambio, nos vuelven a demostrar que la vida militar está muy lejos de lo que ocurre con el resto de la ciudadanía. No estaría mal que el gobierno se tomase en serio esta demanda y empezase a buscar solución a un problema que se lleva arrastrando desde hace mucho tiempo.

A la Ministra de Defensa María Dolores de Cospedal, se le gira mucho trabajo. Si atiende a la demanda que se hace, nos podrá demostrar si verdaderamente puede ocuparse de lo que ocurre en las Fuerzas Armadas, pero si gira la cabeza como suele hacer su partido, nos demostrará una vez más que el cargo le queda grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *