Primera victoria del Betis Futsal tras una épica remontada a Fútbol Emotion Zaragoza

El Betis Futsal celebra la victoria

Jugadores del Betis Futsal celebran el triunfo / Fuente: @RealBetisFS

Vibrante el partido que se vivió en la tarde del sábado en el Centro Deportivo Amate de Sevilla.

El Real Betis Futsal consiguió la primera victoria de la temporada en la LNFS tras una brillante remontada gestada en tan solo 8 minutos, cuando todo parecía presagiar una victoria clara para el Fútbol Emotion Zaragoza al ponerse 4-1 a favor.

En busca de la primera victoria

Llegaban los dos equipos con ciertas urgencias, aunque apenas haya empezado la competición liguera. El Fútbol Emotion Zaragoza protagonizó una escandalosa derrota ante el Santa Coloma FS y venía muy dolido por la imagen dada en aquel partido. Llegaban con un punto en el casillero tras haber rascado un empate ante el Burela FS en la 1ª jornada.

El Betis Futsal, por su parte, buscaba su primer triunfo después de haber sumado solo 1 punto en las 3 jornadas disputadas, a pesar de estar desplegando un buen juego.

 

Intercambio de golpes

Comenzó el partido con un control un poco mayor del Betis. No obstante, el Fútbol Emotion Zaragoza plantó una presión firme sobre la zaga bética que le impedía una salida de balón cómoda.

De este modo, no terminaban de llegar ocasiones claras para probar a los guardametas.

El Betis Futsal fue el primero en avisar de forma seria con un lanzamiento lejano al que Iván Bernad reaccionó adecuadamente mandando el balón a córner. Tras varios intercambios de golpes, aunque sin claridad en el pase final por parte bética, el Fútbol Emotion Zaragoza se adelantó en el marcador con una gran jugada individual de Javi Alonso. El madrileño regateó y pisó la pelota como quiso para finalmente batir por bajo a Sarmiento. El guardameta argentino volvía a jugar tras regresar de su periplo en el mundial de Rusia, en el que fue nombrado mejor portero, palabras mayores.

No tardó en recomponerse el Betis. Inmediatamente después del gol zaragocista dispuso de una ocasión manifiesta que, sin embargo, fue desbaratada por una buena intervención de Iván Bernad.

Pasaron varios minutos y el Betis no lograba tener la claridad suficiente para empatar el duelo. Ello estaba quizá propiciado por el juego duro que estaba teniendo lugar, con numerosas colisiones y disputas en el juego. Dicha intensidad se saldó con alguna que otra tarjeta amarilla, como la mostrada a Cristian Povea tras una falta clara.

A pesar de que en absoluto le estaban saliendo las cosas al equipo entrenado por Juanito, apareció Emilio Buendía. El argentino, tras una gran jugada individual, batió con un disparo cruzado al guardameta zaragocista dando el empate a los verdiblancos.

El Betis quería remontar por la vía rápida, pero tras un par de minutos, una disputa perdida provocó el 1-2 tras una rápida combinación de Fútbol Emotion Zaragoza que acabó con un remate a placer de Claudino.

El Betis tenía que remar de nuevo a contracorriente e intentó igualar la contienda, pero o bien no acertaba en el disparo final, como en una clara ocasión que tuvo Joselito, o bien los disparos de un muy protagonista Rubén se topaban con la gran actuación del guardameta zaragozano.

Se iba 1-2 al descanso con todo por decidir.

 

Una segunda mitad dividida en dos

Quería cambiar de cara el Betis para la segunda parte y el Fútbol Emotion Zaragoza seguir con el trabajo bien hecho hasta el momento.

Rápidamente se hizo con el control del marcador el Fútbol Emotion Zaragoza, que mostró una gran efectividad en las ocasiones de las que dispuso. Todo ello en contraste con el mayor control del juego que tenía el Betis.

El primer golpe llegó al primer minuto del inicio de la primera mitad con el 3-1. Un balón largo de Iván Bernad era prolongado de cabeza por Alberto Inés y finalmente cabeceado a gol por Richi Felipe, que se anticipó pillamente a Sarmiento.

El Betis reaccionó con varios disparos, pero estos fueron desbaratados de nuevo por el meta maño.

Fútbol Emotion Zaragoza hizo gala de su eficacia y marcó el 4-1 con un rápido contraataque culminado por Javi Alonso, que cuajó una actuación muy destacada en el encuentro, tras una brillante y veloz jugada asociativa.

Quedaba mucho tiempo, pero el 4-1 parecía ser una losa importante. No se rindió el Betis e inmediatamente Juanito sitúo a Joselito de portero-jugador. Durante los siguientes minutos el partido estuvo monopolizado por el conjunto bético. Se producían numerosas combinaciones, la mayoría protagonizadas principalmente por Rubén, que se valió de su condición de capitán para demostrar galones a la hora de liderar a su equipo, no solo en el carácter emocional, sino también en el juego creando numerosas ocasiones.

Finalmente, la insistencia tuvo premio a falta de 8 minutos para acabar el partido con el gol de Emilio Buendía, que daba esperanza a los aficionados béticos congregados en Amate.

Quedaba tiempo suficiente para lograr la igualada. Ello lo demostró el Betis anotando el 4-3 dos minutos después, de nuevo a través de un disparo de un estelar Emilio Buendía.

Un minuto después se conseguía lo impensable, empatar el partido, a través de un remate de espuela de Lin.

El Fútbol Emotion Zaragoza veía como su más que probable victoria con el 4-1 se desvanecía e incluso el empate estaba en serio peligro.

Quedaban cuatro minutos de infarto. El Fútbol Emotion Zaragoza ponía a Dani Santos de portero-jugador. Demostraba que no se conformaba con salvar el empate y buscaba volver a ponerse por delante. Se sucedían los intercambios de golpes y se llegaba al último minuto de partido.

Se ponía en juego de nuevo el balón tras un tiempo muerto. No terminaba de llegar esa ocasión clara hasta que a falta de 26 segundos a partir de un saque de banda muy mal ejecutado en su área de Fútbol Emotion Zaragoza, Eric Pérez recuperaba la pelota y le daba el pase de gol a Lin, que materializaba el apoteósico 5-4.

Estallido de júbilo en Amate y entre los propios jugadores y cuerpo técnico. Tocaba resistir y se consiguió, pero a punto estuvo de ocurrir lo contrario con una última ocasión del Fútbol Emotion Zaragoza. Un centro de Dani Santos, tras una serie de rechaces y pugnas, llegaba a Dian Luka. El brasileño solo tenía que empujarla, pero contra todo pronóstico mandó la pelota por encima de la portería.

Acababa el partido y la felicidad bética era notable al lograr su primera victoria del curso y al lograrlo tras unos últimos 8 minutos de partido mágicos. La alegría contrastaba con la desolación en Fútbol Emotion Zaragoza, que veía como una victoria importante de cara a resarcirse del partido anterior y enderezar el rumbo se escurría entre los dedos. No sólo no consiguió la victoria, sino que ni siquiera se trajo nada positivo para su retorno a tierras aragonesas.

El Betis, con el ánimo recobrado, recibirá en su próximo partido al Córdoba Patrimonio de la Humanidad. El Fútbol Emotion Zaragoza, por su parte, recibirá la visita del Xota FS.