Fuente: Pep Morata / Mundo Deportivo (2020)

“A veces tengo la sensación de que tenemos mucho miedo de hablar de la muerte, y al final la muerte es parte de la vida y tenemos que perder el miedo”. Con estas palabras explicó Juan Carlos Unzué que padece ELA. El ex jugador del Barcelona reveló, en la semana en la que se celebra el Día Internacional del ELA, que sufre esta enfermedad, una enfermedad que le ha acompañado durante estos últimos cinco años: “Cuando el cuerpo se relajaba mi sistema nervioso seguía activo y generaba los espasmos. Esta sensación duró tres años”. El mismo día del comunicado, el 18 de junio, anunció su retirada como entrenador de fútbol, para fichar por un equipo “mucho más modesto”.

Su carrera deportiva profesional comenzó en 1986, cuando en su Pamplona natal ascendió a la primera plantilla del Osasuna. Dos temporadas después, fichó por el Barcelona FC por otras dos campañas más. Sin embargo, en 1991 llegaría el Sevilla, el equipo con el que acabaría jugando nada menos que 222 partidos. Continuaría en el Tenerife y en el Real Oviedo para cerrar el círculo en la ciudad que le vio crecer. En el 2003 se retiró para comenzar una nueva etapa como entrenador.

El Numancia, Racing de Santander, Celta de Vigo y el Girona le vieron como primer entrenador. Sin embargo, desde el 2003 hasta el 2010 (y nuevamente en 2011) fue entrenador de porteros del Barcelona FC. En 2014, fue segundo técnico del club catalán, con el que consiguió la Liga (2), Copa del Rey (3) y la Liga de Campeones.

Fue precisamente el club con lo que pasó gran parte de su carrera profesional el que eligió para anunciar la enfermedad que padece. Rodeado de amigos, el Auditori 1899 del Camp Nou fue el testigo del partido más importante de Unzué. Las redes sociales no tardaron en llenarse de mensajes de ánimo de todo tipo de compañeros de equipo, porque en este tipo de situaciones no existe ningún rival: Real Madrid, Osasuna, Barcelona, Sevilla, Luis Enrique y Fernando Torres fueron solo algunas de las personalidades que mostraron su apoyo a Unzué.

El exfutbolista reconoció que no tenía demasiadas esperanzas; con este anuncio, tal y como él declaró, no quiere producir lástima, sino hacer que la gente conozca esta enfermedad e invitar a que “se tiene que vivir mucho más el presente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *