El Festival de Eurovisión de 2019 ha arrancado con la celebración de su primera semifinal. Grecia, Bielorrusia, Serbia, Chipre, Estonia, Eslovenia, República Checa, Australia, Islandia y San Marino han logrado clasificarse en una gala caracterizada por las sorpresas en los resultados, la gran calidad del espectáculo televisivo y la presencia de unos invitados de lujo.

Un inicio elevado a la décima  

La gala ha comenzado con la actuación de Netta Barzilail, vencedora del año pasado. Acompañada de un ejército de bailarines, la artista ha interpretado una versión remasterizada de Toy con partes electrónicas y algún que otro toque étnico. El tema ha conseguido levantar a todo el pabellón, y Netta no ha dudado en agradecerlo a gritos tras finalizar.

La hora de la verdad

Tras la aparición y el saludo a la audiencia de Bar Refaeli, Erez Tal, Assi Azar y Lucy Ayoub, maestros de ceremonias de la edición, han comenzado las actuaciones. Los concursantes se han enfrentado al examen definitivo frente a la audiencia, y esto es lo que ha sucedido.

Las candidaturas de Australia, Portugal, Bielorrusia, San Marino, Grecia e Islandia han conseguido levantar a todo el estadio. Además, Australia ha conseguido ser la protagonista en las redes sociales, que se han llenado de memes y comentarios de alabanza. No ha sido así con Chipre, que a pesar de haber tenido buena acogida en Israel ha suscitado muchas críticas en las redes españolas.

Por otra parte, canciones como Bélgica, Eslovenia, Finlandia o Montenegro no han conseguido estar a la altura ya haya sido por sus directos, sus puestas en escena o por una combinación de ambas.

El anuncio de los finalistas

Si por algo va a pasar a la historia esta semifinal es por haber multiplicado los niveles de sorpresa del festival. Todas las semifinales tienen alguna, pero esta ha venido con una tasa bastante mayor. Eslovenia se ha clasificado contra todo pronóstico, mientras que Georgia, Portugal, Hungría y Polonia se han quedado fuera cuando tenían muchas papeletas para optar al micrófono de cristal.

Especialmente destacable ha sido el caso de San Marino. Serhat ha logrado hacerse con un hueco en la final otorgando al país el segundo pase desde su debut, lo que ha generado críticas y alegrías a partes iguales. La reacción inexpresiva de los islandeses también ha protagonizado uno de los momentos de la noche.

Esta es la lista completa de clasificados:

Chipre: Tamta – Replay

Eslovenia: Zala Kralj & Gašper Šantl – Sebi

República Checa: Lake Malawi – Friend Of A Friend

Bielorrusia: ZENA – Like It

Serbia: Nevena Božović – Kruna

Australia: Kate Miller-Heidke – Zero Gravity

Islandia: Hatari – Hatrið mun sigra

Estonia: Victor Crone – Storm

Grecia: Katerine Duska – Better Love

San Marino: Serhat – Say Na Na Na

Invitados de lujo

Kobi Marimi de Israel, Bilal Hassani de Francia y Miki de España no han tenido que enfrentarse al examen de semifinales, pero han hecho acto de presencia para hablar con los presentadores y enseñar un minuto de las que serán sus actuaciones del sábado. Miki ha vuelto a explicar el significado de La Venda, y se ha enfrentado a una foto comprometida cuyo origen ha tenido que explicar.

Además, hemos podido presenciar el regreso de Dana International. La artista ha versionado Just the Way You Are de Bruno Mars mientras una «kiss-cam» ha enfocado a diferentes parejas del público, y ha aprovechado para lanzar su mensaje reivindicando el amor libre.

El universo del Festival de Eurovisión Junior también ha tenido su pinito. Roksana Węgiel, ganadora del festival más reciente con Anyone I Want To Be, ha aparecido para realizar una breve entrevista.

Y en definitiva…

A pesar del miedo infundido por las quejas sobre el traslado de las puestas en escena al escenario de Tel Aviv y la aplicación de cambios tras los ensayos, la televisión anfitriona ha conseguido un gran espectáculo.

Los presentadores han ejercido una excelente labor dinamizadora, que unida a la agilización de las transiciones entre cada actuación y unos magníficos números de apertura e intermedios ha conseguido meter a Eurovisión 2019 en el club de las mejores ediciones en lo que a nivel televisivo se refiere.

Destacable también ha sido la labor de los comentaristas españoles. Julia Varela, Tony Aguilar y Víctor Escudero han estado al pie del cañón contando todo lo que ha sucedido y proporcionando curiosidades sobre los artistas, contribuyendo a dar al festival la importancia que merece en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *