Comprar ropa en webs chinas ¿a favor o en contra?

Las oportunidades que tenemos hoy en día para adquirir ropa low cost son infinitas. Con Amancio Ortega y su imperio de Inditex a la cabeza y cogido de la mano de otras grandes cadenas como Primark o H&M, comprar ropa es más asequible que nunca.

A estas típicas tiendas, que inundan las calles de las ciudades, se suma una nueva oportunidad de adquirir ropa barata: las páginas web chinas. Sin embargo, hay una cierta desconfianza por parte de los consumidores a comprar en estas páginas, que suele estar ligada a la calidad de los productos o a las tallas.

A continuación vamos a desglosar SHEIN, la página más famosa y extendida a nivel mundial, para aportar trucos que nos ayuden a comprar en estas tiendas sin llevarnos un chasco cuando llegue el paquete a casa.

¿Qué es Shein?

Shein, según su página web, es una plataforma de venta online creada en 2008. Centrada principalmente en moda de mujer, también tiene sección de hombre, niños y hogar. Actualmente esta página envía ropa a 220 países de Europa, América, Australia y países de Oriente Medio.

¿Cómo funciona?

La web esta dividida en distintas secciones correspondientes a los tipos de prenda y todos (que no son pocos) los modelos disponibles. Al hacer click en el producto deseado, aparecen fotos de la prenda y distintos detalles de la misma. Esto es muy importante para saber si estamos acertando con nuestra elección y nos va a llegar un buen producto.

Tips para comprar

Un aspecto muy importante a la hora de comprar en SHEIN o cualquier otra página de este estilo son las tallas. En los productos se incluye una tabla de tallas en las que se puede elegir el país de referencia para mostrar las proporciones en comparación a las tallas disponibles en la web. Debemos medirnos las distintas partes que se indican para poder acertar 100% con la talla.

Hay que tener especial cuidado con la tela, ya que hay algunas que son mejores que otras. Por ejemplo, a la hora de comprar una camisa, hay que fijarse en que la composición sea de rayon, ya que si es de poliester la textura será como el plástico.

También algo a tener en cuenta son los comentarios de cada producto. Shein permite que los usuarios escriban, publiquen foto, puntúen e indiquen la talla escogida y su conformidad con cada prenda individualmente. Esta es una de las mejores formas de asegurarse de que lo que te llegará a casa es lo mismo que está en la fotografía.

Otro aspecto importante son los detalles del envío y la devolución. Los pedidos tardan en llegar de 10 a 12 días laborables, incluso más dependiendo del tipo de producto. También hay que informarse del procedimiento que hay que seguir en caso de que nuestro paquete quede retenido en aduanas.

Los usuarios registrados también se benefician de la acumulación de puntos para conseguir descuentos y además la web elige días aleatorios donde los envíos son gratis, o hay descuentos en x prendas.

Otras opciones

Otras páginas similares a Shein son Romwe o Sammydress, que siguen un patrón muy parecido al descrito. Estas páginas son una opción económica de comprar ropa, incluso prendas exclusivas que no podríamos encontrar en las tiendas. Incluso podemos encontrar clones de tiendas como Zara, a mitad de precio que el original. 

No todo son pros, porque incluso teniendo cuidado podemos recibir algo que no esperábamos o que no nos quede bien del todo, pero esto es un riesgo que también asumimos con las páginas web de las tiendas físicas. Personalmente, yo me llevé una grata sorpresa al darle una oportunidad a las webs «chinas». Y tú ¿te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *