Xabi San Martín (La Oreja de Van Gogh) sobre Amaia Montero: ‘Un reencuentro sería épico’

'La historia de La Oreja de Van Gogh es la historia de cinco personas muy normales que se han atrevido a ser intrusos en el mundo de la música.'

Originalmente, se supone que esto iba a ser una entrevista a uno de los compositores de canciones pop más importantes del marco musical español. Cinco minutos después de comenzar la entrevista había metamorfoseado a una charla entre amigos. Como un reencuentro, una quedada con cervezas. ¿La única diferencia? Que era nuestra primera toma de contacto juntos.

La conexión emocional de un artista con su fanático es de las más especiales que uno puede sentir, y se me dibuja una sonrisa en la cara al decir que yo he experimentado dicho sentimiento. Qué privilegiado soy.

Padre de mi poesía, referente lírico en mi adolescencia y figura emprendedora de diversa inspiración en mí.

¡Ah, sí! También es autor del repertorio del grupo musical español con más oyentes en Spotify y con el título de banda nacional con mayores ventas del siglo XXI.

Señoras y señores, démosle la bienvenida a Xabi San Martín.

 

Pregunta: Tras más de dos décadas en el panorama musical español, La Oreja sigue siendo uno de los grupos con más repercusión. El año pasado sacasteis vuestro octavo trabajo discográfico, este año habéis estado de gira y ahora comenzáis vuestro próximo recorrido por Estados Unidos. ¿Por qué crees que el fenómeno ‘La Oreja de Van Gogh’ sigue arrasando en la industria musical nacional- e internacional? ¿Cómo habéis logrado sobrevivir a esta era de digitalización, pérdida del consumo de música en físico y paso al mainstream?

Respuesta: Totalmente, yo creo que la exposición es perfecta, lo has expuesto perfectamente. Llevamos más de veinte años, vamos ya camino de los veinticinco, y fíjate, empezamos en la música más o menos con tu edad. Estábamos en primero de la facultad, y bueno, como fan ya te sabes la historia… Montamos un grupo de amigos y mira cómo nos ha cambiado la vida. Yo creo que lo que hemos mantenido constante durante las dos décadas, incluso sobreviviendo a un cambio de cantante (que con el carisma que tiene Amaia Montero fue un palo durísimo) son las canciones que escribimos. Es nuestro gran tesoro, lo que nosotros podemos controlar. No podemos controlar ni las modas, ni las ventas, ni los gustos de la gente. Nada. Lo único que podemos hacer es escribir canciones que a nosotros nos gusten, nos emocionen y nos diviertan, según el caso. Poner absolutamente toda nuestra energía, toda nuestra neurosis y toda nuestra alma en la composición y en la creación de las canciones es lo que nos ha traído a lo largo de los años aquí. Todo eso envuelto en un ambiente de amistad y respeto entre nosotros.

P: Además de una larga lista de logros, cifras en ventas muy altas y premios como Grammys Latino, La Oreja posee en su repertorio un amplio número de éxitos que, pese al tiempo transcurrido desde su lanzamiento, se siguen escuchando en las radios a día de hoy. Lo curioso es que muy poca gente sabe lo que hay detrás de esos éxitos, o mejor dicho, quién hay. Canciones míticas de la banda (y de la historia del pop español) han sido compuestas y escritas en su totalidad por ti. ‘Rosas’, ‘La Playa’, ‘Jueves’… y unos largos puntos suspensivos. ¿En qué te inspiras a la hora de escribir? Es decir, ¿por qué ‘Rosas’ , y no ‘Margaritas’, por ejemplo?

R: * Entre risas* Pues mira, ‘Rosas’ la escribí hace un montón de años. Las letras también las escribió Pablo, y yo creo que nos basamos en nuestra pequeña vida, nos inspiramos en nuestras vivencias. Cuando escribí ‘Rosas’ acababa de dejar a mi novia porque… yo que sé, no me acuerdo. Son cosas de la edad, ¿no? Me sentía terriblemente culpable y decidí contar la historia de cuando te dejan, que te quedas enganchado. Todas nuestras canciones son vivencias personales. En ‘La Playa’ me acuerdo que estábamos de gira y echábamos de menos volver a casa, éramos jovencitos y vivíamos con nuestros padres todavía. Echábamos de menos la playa de San Sebastián. No hay tampoco grandes historias, creo que periodísticamente sería genial…. Imagínate, tener una historia de ‘estaba un día borracho, y de pronto sentí una epifanía…’ La verdad es que no. *Ríe* Siempre hemos sido muy pobres en titulares. La historia de La Oreja de Van Gogh es la historia de cinco personas muy normales que se han atrevido a ser intrusos en el mundo de la música. Ya te digo, la inspiración al final está en las cosas que nos rodean. En el caso de ‘Jueves’ es la realidad del telediario.

‘Me daba miedo meterme en un terreno como el 11-M’

P: De todas las canciones que has escrito para el grupo, ¿cuál es tu favorita? 

R: Puf… muchas por muchos motivos. Te diría muchas. Quizás, en particular, ‘Jueves’ es la que más satisfacciones me ha dado, precisamente por el miedo que me daba meterme en un terreno como el 11-M. Estaba hablando de algo que había sido una atrocidad. Aunque la historia de la canción sí que lo sea, el tema en sí no era una fantasía, estaba basada en un hecho real que ha dejado un sufrimiento infinito. Recuerdo un evento de Cadena 100 en el que conocimos personalmente a asociaciones de víctima y estuvieron super agradecidos por la canción, les había encantado. Yo recuerdo ese día, y de verdad, será una cursilada, pero me emociono y no te puedes imaginar cuánto. Casi se me saltaban las lágrimas. Fue para mí una auténtica liberación. Haber conseguido escribir una canción pop hablando de algo tan trágico, haber podido poner música y llevarlo a lo emocional y además con el beneplácito de la gente implicada… ya te digo. Esa canción para mí es especial.

P: ¿Y cuál es el verso del que te sientes más orgulloso de haber escrito?

R: Mm… Mira, hay una canción que se llama ‘Deseos de Cosas Imposibles’ que se la escribí a la que ahora es mi mujer. Éramos novios, pero en aquel entonces era como una relación imposible. Hay un verso (suponiendo que no estuviésemos juntos) que dice: ‘Reírse será un lujo que olvide cuando te haya olvidado’. Nos lo pasábamos muy bien y siempre que la cantamos me acuerdo. No sé, no es una respuesta muy pensada, pero me ha venido a la cabeza.

P: Antes de sacar un single o una canción, ¿qué expectativas tienes acerca de la reacción del público? Por ejemplo, cuando salió ‘La Playa’, ¿te olías el impacto que podía tener? 

R: No, realmente no, aunque parezca increíble. Cuando estamos en el local de ensayos, o escribiendo, de verdad que estamos, aunque parezca mentira, tan metidos en los acordes, las frases, la composición, que es como que se te olvida. Es un poco como los de ‘Gran Hermano’, que hay momentos que se le olvidan lo de las cámaras, y los está viendo todo el mundo. Supongo que estás tan metido en lo que estás que en nuestro caso se nos olvida que esa música la va a escuchar gente. Cuando sale un single lo van a escuchar literalmente millones de personas en España y todo Latinoamérica. Entonces, hemos conseguido, y esperemos que siga siendo así, que mientras estemos escribiendo una canción todo eso se nos olvide. Imagínate si no, qué agobio tener todo eso presente. Sería tan bloqueante… Gracias a Dios no lo hemos pensando. De todas formas, ahora que has mencionado los singles, hay una cosa que tengo que decir: ¡es algo que no nos gusta nada! Lo de tener que elegir un single es realmente terrible. Es lógico, porque hay que hacerlo, marketing discográfico. Pero, joder, nosotros escribimos un disco entero, y tener que seleccionar una canción y priorizarla cuando para nosotros un disco es una obra completa es como… no sé. Es como un tráiler solo, ¿no? Nuestros discos tienen muchas caras y tener que elegir una es como negar todas las demás. Nos da mucha rabia y nos estresa mucho.

Mientras le hacía a Xabi las preguntas que tenía planeadas, iban surgiendo temas de conversación. Iba saliendo mi faceta fan. Comentábamos canciones, significados, experiencias e interpretaciones de letras. Hablando sobre la nueva estructura social y mediática basada en las redes sociales y en las plataformas digitales, le comento a Xabi que La Oreja es el grupo español con más oyentes registrados en la aplicación Spotify. ‘Nos cuesta reconocernos con esas cifras’ (5.784.447, para ser exactos).

P: Por si no fuera poco con la lista de hits que tienes con La Oreja, has escrito también temas para otros artistas como Danna Paola, Edurne o María Parrado. Pero, sin ninguna duda, lo más sorprendente es que encontremos tu nombre en los créditos de ‘Ni Una Sola Palabra’, de Paulina Rubio. Entre fans se rumorea que dicha canción estaba destinada a acabar en ‘El Viaje de Copperpot’ pero que a Amaia Montero no le terminaba de convencer y finalmente acabó en manos de Paulina. ¿Cuál es la historia detrás de este tema? 

R: *Ríe* Amaia no estuvo involucrada, eso es un rumor. De hecho, yo mismo lo comenté con Pablo en su día. Me acuerdo que era una canción que yo tenía escrita, en su día, la original, era mucho más electrónica. No la veíamos en ese momento para el grupo. La descartamos, no se porqué. Estábamos escribiendo un montón de canciones y bueno, yo di con esa y la tenía ahí en el ordenador, guardada, y sin más. Luego más adelante, no se cómo, yo recuerdo que, bueno, las editoriales buscan canciones para los artistas que no escriben, que son intérpretes. Buscando canciones alguien dio con esta y le encajo para Paulina y me pidieron una versión acústica. Con la misma pista de voz, preparé una versión menos electrónica, con batería, guitarra y tal, y tal cual, así fue como se hizo conocida. Mucho más rockera. Sería jugoso que hubiera una historia así, pero no. No se porqué, no lo recuerdo, pero no hay una gran historia detrás. La descartamos al igual que muchas otras. No te sabría decir cuando la escribí. Diría que para ‘Lo que te conté’. Tipo 2003, 2004. En realidad, muchas veces no escribo música para un álbum. Yo siempre estoy escribiendo canciones, y la mayoría son… una mierda pinchada en un palo. Esa es la verdad. Ni las termino. Pero las que me llaman la atención las desarrollo más. De hecho, mira, mientras estoy contigo tengo aquí esto, tengo enchufado el teclado al portátil… siempre estoy grabando ideas, y la mayoría no valen para nada, o ya las he hecho, pero siempre tengo varias canciones empezadas. 

En otro de los momentos fan, surgió hablar sobre una de las melodías más cuidadas del grupo.

‘‘La Playa’ la escribí estando de gira, en un hotel (queda así muy bohemio). Es de esas cosas que las haces, las escribes en un momento. La escribí en un hotel estando de gira durante ‘Dile al Sol’. Estábamos todo el día fuera de casa, con mucha promoción. Fue en el 99 o algo así.’

«Estamos en una etapa más ‘intensitos'».

 

P:  En Septiembre de 2020 lanzabais vuestro octavo trabajo como agrupación, nombrado ‘Un susurro en la tormenta’. En él, podemos ver un lado del grupo poco visto anteriormente, con tintes alternativos, letras oscuras y un sonido más alejado del pop comercial de trabajos más recientes. ¿Cómo fue el proceso de creación de dicho disco?¿Influyó en algo la cuarentena?

R: Fíjate, la cuarentena no pudo influir porque se decretó justo después de la grabación. Además fue yendo a grabar el primer videoclip, por la mañana nos dijeron que no se podía, que empezaban los confinamientos y todo el rollo. Se canceló el plan. Si que es verdad que intentamos siempre en la medida de lo posible que los discos, a la hora de enfocar la producción y los arreglos, tengan una cierta coherencia. En este, pues nos quedó un poco más introspectivo, reflexivo… Fuera un poco de los estándares más de radio y de mainstream. Pero tampoco fue queriendo, yo creo que fue que estábamos en una etapa más ‘intensitos’. ¿Sabes qué? Como bien dices, como llevamos ya tantos años, estamos un poco al margen de lo que pida el mercado. No pensamos en el éxito. Nos podemos permitir ese lujo, gracias a Dios. Ojo, que nos encantaría que todos los discos fueran un super éxito y os encantaran todos por igual. Pero es verdad que no queremos cambiar ni una semicorchea de una canción por conceder que sea más… No sé. Ya me entiendes. No es que nos pongamos a hacer reggaetón y cosas así de ritmos urbanos, cuando en la vida lo hemos hecho. Lo puedo entender desde el punto de vista personal, pero artísticamente, no sé, chico… es un poco cutre, tío. Además, no nos va a salir bien, porque no sabemos hacerlo bien. Y sí, pues eso; este disco se nos ha quedado así, más ‘intensito’, más pegado a dentro. El próximo pues al final será todo lo contrario.

Escúchalo aquí: https://open.spotify.com/album/5jiUxacFSielbr8FpIK5Gt?si=TJDn7qZCTday_xC5GWl0Og

P: Con este álbum habéis sacado varios singles, entre ellos, ‘Durante una Mirada’, en la cual podemos oír tu voz junto a la de Leire, cosa que solo ha pasado un par de veces en la historia de la banda. ¿Te animarías a cantar más veces en vuestros trabajos?

R: ¡No, no! Espero que no… Las veces que he cantado son atracos del resto de mis compañeros, que al final se han empeñado. Yo muchas veces si tengo una idea de una canción la canto yo pero en plan maqueta y para nosotros. Jamás es para que se quede mi voz. En esta canción se me ocurrió que hiciésemos un dueto. Yo pensaba en invitar a que alguien la cantara, alguien guay, como Pablo López. Cantantes, no yo. Pero estos se acostumbraron a mi voz en la canción. Es la verdad del grupo. Se empeñaron, son muy cabezotas, y aunque a mi me daba mucho corte…

‘Hay varias referencias anti banderas en nuestra discografía’ 

P: Otro de los singles con más repercusión de este último proyecto ha sido ‘Sirenas’, canción inspirada en la banda terrorista ETA y las desgracias que dejó con su paso. ¿Cómo surgió la idea de escribir tan abiertamente sobre este tema? ¿No os daba un poco de miedo salir de la zona de confort para escribir sobre estos eventos con tanta polémica en la historia del país? 

R: La letra de esta canción es de Pablo. También, esta canción fue muy bien recibida por varias asociaciones de víctimas y tal. Y eso fue un alivio brutal. La verdad es muy chulo, porque eso sí que lo hemos vivido. Aunque éramos pequeños, hemos vivido los atentados de ETA, era terrible. Para variar, cuando lo hacían en nombre de los vascos, era espeluznante eso. Ahora que somos mayores y tenemos hijos y vemos que ellos gracias a dios no van a vivir el terrorismo y ese ambiente horrible nos llevó a una reflexión una vez que había pasado todo. Hay que seguir adelante y la convivencia debe primar ante todo. Pero no hay que olvidar tampoco lo que pasó, lo que hicieron, para que no vuelva a ocurrir. Sobre todo, recordando a las víctimas. Tampoco es nuevo que hablemos de ETA. Hasta en el primer disco . hay una canción llamada ‘La Carta’. Creo que por aquel entonces estaba secuestrado Ortega Lara, y habla la canción de una eventual carta de secuestro a una familia. O en ‘Cumplir un Año Menos’, es lo que sentía una viuda tras el asesinato en un atentado de su marido, me acuerdo perfectamente, un concejal en Mondragón, y su vida más adelante. También hay varias referencias anti banderas, anti exacerbación nacionalista en nuestra discografía. Europa VII, Geografía. Habla precisamente de los problemas que nos dan tanta bandera y tanto himno. Los países son útiles, la ciudadanía es muy práctica, pero ni el ser español ni el ser europeo hay que llevarlo tanto a la cuestión emocional, pues causará muchos problemas.        

P: Para promocionar el disco, os sumergisteis en un recorrido por toda España. Próximamente, os embarcaréis en una gira por Estados Unidos. ¿Cómo se siente, desde los zapatos del artista, volver a los escenarios tras la situación mundial (de pandemia) en la que nos encontramos?

R: En EEUU hemos hecho ya varias giras, pero es verdad que tiene como un plus de Glamour. Ya verás que guay van a quedar en Instagram esas fotos al lado de los cartelones americanos * ríe *. Nos apetece mucho, es la primera salida internacional después de la pandemia y si que da respeto. Luego, logísticamente, son muchos viajes, cambio de hora, llevarnos los equipos, técnicamente tiene muchas complicaciones. Aún así nos apetece mucho, ya os iremos contando en las redes sociales. Tiene pinta que va a ser muy chulo. Además hay una comunidad latina allí brutal. Tu vas a Chicago (casi al lado de Canadá) y está todo en bilingüe, en el aeropuerto por ejemplo. La presencia del español en Estados Unidos es muy importante y para nosotros es una maravilla, nos permite hacer casi veinte conciertos por ahí. Tiene pinta que va a ser muy chulo.  Hay fans de todos sitios. Te encuentras historias increíbles. De Rusia, de China…. Por ejemplo, conocemos a un chico de Japón que es muy fan. Hicimos un concierto en Japón. También hemos tocado en Israel. Recuerdo que había como tres mil personas. Estaba a tope, abarrotado. Todo el mundo se sabía todas las canciones, y te sorprendías, porque estábamos en el desierto, en Oriente medio. Flipante.

Se asoma otra vez mi papel de fanático para ‘reñir’ al pianista por dejar a fuera de la lista de canciones de esta gira uno de sus hits más queridos por los fans: ‘Te debemos un ‘Inmortal’. Te prometo que la vas a escuchar en directo.’

P: Con tantas canciones para cantar, debe de ser un reto escoger qué temas interpretar y cuáles no en concierto. ¿Qué criterios seguís a la hora de tomar estas decisiones?

R: Qué bueno, como tú dices, la respuesta la has dado tú al principio: es dificilísimo. Hacer un repertorio después de tantos años es dificilísimo. En condiciones normales, hemos llegado a hacer hasta incluso dos horas y cuarto de concierto. Ahí si que estaba ‘Inmortal’, y muchas otras más. En esta gira, al empezar, nos pedían 80-90 minutos, entonces ha sido todavía más difícil. Hemos ido añadiendo canciones, poco a poco. ‘Inmortal’ ha estado siempre, siempre. Pero yo que sé, por meter también algunas otras… Hay que elegir, chicos. Pero bueno, va cambiando el repertorio; volverá seguro. ‘Inmortal’ es una canción muy importante para Leire también, y si. Estará seguro.

P: Me gustaría proponerte un juego. Te reto a hacer un ranking de tus tres discos de La Oreja favoritos.

R: Te voy a decir dos importantes para mí. Emocionalmente para mí hay dos muy importantes: uno es ‘El Viaje de Copperpot’, creo yo que es uno de nuestros mejores discos. Sería largo de explicar, quedó una mezcla de creatividad. Disfrutamos un montón haciéndolo. Teníamos éxito, ganamos seguridad en el estudio. Muy dueños de lo que hacíamos. En el primero estábamos muy alelados. En este disco estuvimos inspirados, fue una época súper chula y creo que es uno de nuestros mejores discos. El segundo sería ‘A las cinco en el Astoria’. Es nuestro segundo primer disco. Claro, imagínate. Después de que Amaia se marchara… Nadie daba un duro por nosotros. Como es lógico, como es normal. Además, no es solo que se fuera la cantante del grupo, si no alguien con tanto talento y carisma como Amaia era como ‘¿qué va a ser con nosotros?’. Nosotros decidimos seguir adelante, de hecho las canciones, la mayoría, estaban escritas antes de conocer a Leire, antes de saber quien las iba a cantar. Fue un momento que nos hicimos muy piña los cuatro. Decíamos que íbamos a tocar en bares si hacía falta. Fue muy emocionante para mí.

P: Por último, no sé si habrás visto el revuelo que formó Dani Martín recientemente en las redes sociales tras hacer creer a un país entero que se avecinaba una reunión de El Canto del Loco, grupo vecino de La Oreja en cuanto a épocas y éxito. La nostalgia de la gente rozaba las nubes y miles de fans pedían más reencuentros ‘de grupos dosmileros’. ¿Os gustaría un reencuentro con Amaia Montero? 

R: Algo así sería épico. Nunca se sabe. Ahora mismo creo que no tiene mucho sentido, ella está con su disco, con sus cosas. Cuando dejó el grupo fue porque se quiso desarrollar sola y buscar su propio estilo. Volver a eso lo veo como estar en contra de la filosofía que ha tomado. Eso lo tendría que decir ella. Sería muy chulo, cantando las dos juntas. ¿Te imaginas?