Miguel Sánchez Martínez

Joven poeta y futuro periodista, aspiro a encaminarme más allá de lo convencional y redactar aquello que necesita ser expresado. Nacido en el 2003, estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la universidad Carlos III en Madrid. Mi meta es que mis palabras revolucionen la mente del lector, haciéndole recapacitar de la forma más imaginativa posible, hasta culminar en conclusiones inauditas. En mi tiempo libre disfruto escribiendo poemas, visitando estaciones de tren y ojeando revistas de moda.
9 minutos de lectura

Aunque parezca que el día a día del famoso es idílico, lo cierto es que dicho estilo de vida arrastra con su avance una considerable carga de enfermedades psicológicas y problemas de salud mental que condenan a cualquiera que se sumerja en la fama. Lejos de los focos, muchos artistas sufren graves complicaciones ocasionadas en gran medida por la presión social, sus experiencias privadas o los desencadenantes de saturación psíquica. Algunas de estas celebridades, habitualmente cantautores, aprovechan dicho dolor para interpretarlo en sus canciones, mostrando así una nueva faceta de su persona que el público no está acostumbrado a ver para sanarse y, por otro lado, para que la población se sienta identificada con sus letras y pueda, en mayor o menor medida, curarse a su misma vez con la medicina más natural: el arte.