Ana Carrasco: Un nombre en la historia

Ana Carrasco. 20 minutos (2018)

A Ana Carrasco le gusta alcanzar récotds y hacer historia. Se ha convertido en la primera mujer en ganar un Campeonato del Mundo de Motociclismo.

La historia es una línea del tiempo, son momentos y experiencias que sirven para completar un libro en blanco. Y la que ha hecho historia y ha dejado su nombre escrito para siempre ha sido Ana Carrasco, la primera mujer campeona del mundo de motociclismo.

En velocidad no hay categoría femenina, pero esto no supuso ningún obstáculo para Ana; más bien una motivación. La murciana de 21 años estudia Derecho en la Universidad Católica de Murcia, pero, además, su sueño siempre había sido el de ser piloto y demostrar de lo que era capaz.

A Ana Carrasco le gusta batir récords y hacer historia. Ya fue la mujer más joven, con su debut en Moto3, en competir en una prueba de campeonato del mundo. También fue la primera española en puntuar. Y todo esto con 16 años. Ana ha querido seguir completando este círculo histórico proclamándose campeona del mundo de Supersport300.

La piloto quiso recordar y dedicarle el triunfo a Luis Salom, que falleció en una carrera del Mundial Moto2 en el 2016 a los 24 años. Cuando murió, Ana confió en ganar un Mundial, y entonces, se lo dedicaría a él y a su familia.

Ana Carrasco se hizo con la victoria en Imola y Donington. En la carrera de Magny-Cours, a pesar de salir vigésima quinta, terminó en decimotercera posición. En la general, Carrasco ha conseguido 93 puntos, frente los 92 del alicantino Mika Pérez. A pesar de alzarse con el triunfo, todo podría haberse complicado más. Ana comenzó a ganar posiciones en las últimas vueltas. Pero, además, uno de sus principales competidores, Scott Deroue, tuvo que retirarse por problemas técnicos. En el caso de Mika, acabó siendo superado en la última vuelta por Daniel Valle.

Ana Carrasco. El País (2018)

Pero aquí nos volvemos a plantear un problema fundamental. ¿Cuál es el papel que se le da a la mujer en el deporte? Ana Carrasco y la también española María Herrera, que quedó cuarta, son las dos únicas mujeres que compiten en todas las categorías de velocidad. Ella misma detectó el problema meses atrás. “Nadie confía en que una chica pueda ganar”. Y la mejor manera de romper estereotipos y hacer historia es lo que ha conseguido hacer Ana: siendo la Campeona de Supersport300.