Casademont Zaragoza, «El Matagigantes»

Casademont Zaragoza es el auténtico equipo revelación de la Liga Endesa. Un Matagigantes que ya ha doblegado a Real Madrid y FC Barcelona y que muestra un asombroso balance de 10-3.

“Estamos en el año 2019, después de Jesucristo. Toda la Liga Endesa está dominada por Real Madrid y FC Barcelona… ¿Toda? ¡No! Una cancha poblada por irreductibles maños resiste todavía y siempre al ricachón”. Si Goscinny y Uderzo reescribieran las aventuras de Astérix y Obélix, aplicadas a nuestra liga nacional de baloncesto, probablemente ésta sería su entradilla. Y es que, licencias aparte, el Casademont Zaragoza ha vencido en su pabellón esta temporada tanto a Real Madrid como a FC Barcelona, las dos potencias del baloncesto nacional. Todo un matagigantes, ¿no? Pero, ¿es éste el mítico CAI Zaragoza de los años 90? Lo cierto es que no. El baloncesto zaragozano ha resurgido de sus cenizas y, a día de hoy, es cuando más cerca está de aquellos años dorados. Empecemos conociendo un poquito la historia del club para, después, ahondar en el presente…

DEL CLUB BALONCESTO ZARAGOZA…

La ciudad de Zaragoza tiene una gran tradición baloncestística y todo se remonta a 1980, cuando se funda el Club Baloncesto Zaragoza. Fue uno de los clubes fundadores de la ACB y compitió en ella durante 14 temporadas ininterrumpidas. Quizás no te suene mucho el nombre, ya que en los años de mayor esplendor del club, el equipo recibía el nombre de su principal patrocinador, la Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI). Entre 1982 y 1992, años durante los cuales se mantuvo el acuerdo de esponsorización, el CAI Zaragoza levantó dos Copas del Rey (en 1984, frente al Barcelona, y en 1990, frente al Joventut de Badalona), quedó subcampeón en otra (en 1992 cayó derrotado ante Estudiantes) y finalizó tercer clasificado en Liga en dos ocasiones (1986-1987 y 1987-1988), solo por detrás de Real Madrid y FC Barcelona.

LA FINAL DE LA RECOPA

Pero, por encima de estos dos triunfos, destaca el subcampeonato de la Recopa de Europa de 1991, siendo el equipo derrotado por el PAOK de Salónica en Ginebra. Una final teñida de violencia griega: atracos en los aledaños del pabellón, un aforo por encima de lo permitido, lanzamiento de objetos a la pista, expulsión de las autoridades del palco, una policía inoperante con los excesos griegos y un arbitraje totalmente sesgado, condicionado por el ambiente. En esta situación, incluso el CAI Zaragoza llegó a abandonar la pista en la segunda parte, al ver peligrar su integridad física. Sin embargo, el entonces presidente de la FIBA –Stankovic– obligaría al club a volver al parqué, amenazándoles con la prohibición de competir en Europa durante largos años. Finalmente, 76-72 para el PAOK y en la memoria un partido que no debió disputarse y que todavía hoy perdura en el corazón de todos los veteranos seguidores rojillos.

Fuente: balonzesto.net

Finalmente, ya en la 1995-1996, bajo el nombre de Amway Zaragoza, el club también quedaría subcampeón de la Copa del Rey, siendo derrotado por el Taugrés Vitoria. Al término de esta temporada, sumergido en problemas económicos, el club abandonaría la Liga ACB y ya nunca volvería a la élite. Hoy en día, el club, que pervive, solamente compite en las categorías inferiores.

…AL BASKET ZARAGOZA 2002

Pero no todo estaba perdido para la ciudad de Zaragoza. Una ciudad con tanta tradición, que había sido la alternativa a los todopoderosos Real Madrid y FC Barcelona, merecía un equipo que compitiera al máximo nivel. Y en 2002, un grupo de empresarios zaragozanos y aragoneses fundaron el Basket Zaragoza 2002 S.A.D., comprando la plaza del CB Coruña, equipo que competía en la LEB Oro (segunda división del baloncesto nacional). Y con el nuevo club también volvería el patrocinio de CAI.

El equipo obtuvo un gran respaldo –con 10.000 abonados era el tercer equipo de Europa en cuanto a asistencia– y estuvo en numerosas ocasiones a punto de ascender, pero las finales de los playoff de ascenso fueron su tope contra el CB Granada, Baloncesto León (en dos ocasiones) y el CB Murcia. Los playoff se convirtieron en una pesadilla, una barrera que no se conseguía derribar, hasta que llegó un cambio de reglamentación por el que el campeón de la fase regular ascendía directamente. Eso hizo el CAI Zaragoza en la 2007-2008 y, por fin, ascendió. Aunque el equipo no logró mantenerse ese año, volvió a ascender, esta vez a la primera, y ya desde entonces no ha abandonado la primera categoría.

Durante estos años el mayor éxito llegó en 2013. El club se clasificó por primera vez para los playoff por el título, bajo las órdenes del tristemente malogrado entrenador zaragozano José Luis Abós. El CAI Zaragoza dio la campanada y eliminó al Valencia Basket, consiguiendo así la tercera posición de la temporada regular y, además, obteniendo por primera vez en su historia el pasaporte para jugar en Europa (Eurocup).

Desde entonces, se sucedieron años de altos y bajos. Más tarde, ya bajo el patrocinio de Tecnyconta Zaragoza desde 2016, el club coqueteó durante dos temporadas con el descenso. Pero también volvió al playoff por el título en la temporada 2018-2019, con Porfi Fisac en el banquillo y, de nuevo, se alcanzaron las semifinales, al eliminar a Baskonia en cuartos de final. Así pues, cuartos clasificados en Liga y retorno a la competición europea (Basketball Champions League).

Fuente: elpais.com

EN LIGA ENDESA…

Y llegamos ya al día de hoy. Casademont, perteneciente al grupo empresarial aragonés Costa, tomó el relevo de Tecnyconta como patrocinador principal del Basket Zaragoza. Y el equipo está funcionando a las mil maravillas. Si miramos la clasificación de la Liga Endesa, encontramos al equipo tercer clasificado, con un asombroso balance de 10 victorias y tan solo 3 derrotas. El conjunto maño está empatado con el segundo (Barça) y solamente ve por encima al Real Madrid, que lidera el campeonato con una victoria más.

Pero es que, además, el equipo ha logrado la hazaña de vencer a los gigantes FC Barcelona y Real Madrid en la misma temporada. Y es que ninguno de los dos ha sacado nada positivo del pabellón Príncipe Felipe (cayeron por 89-83 y 84-67 respectivamente), que se está revelando como uno de los feudos más complicados de la competición. Derrotar a estos dos multimillonarios ya es un logro en sí mismo y, especialmente, si ocurre en la misma temporada. Pero todavía más si tenemos en cuenta que desde la fundación del nuevo club solamente se había vencido en una ocasión a cada uno de ellos.

Sin menospreciar el triunfo frente a los culés, la segunda parte de la apabullante victoria frente al Real Madrid fue todo un espectáculo –obteniendo una renta máxima de +24 puntos–. Un Carlos Alocén, canterano maño, colgado del aro representa cómo los rojillos pasaron por encima del equipo merengue. En definitiva, un partido para ver en bucle cuando vengan mal dadas. Algo así como lo que hacemos los zaragocistas con el 6-1 del Real Zaragoza al Real Madrid en la ida de las semifinales de la Copa del Rey de 2006…

Fuente: @carlosalocen

Y EN LA BASKETBALL CHAMPIONS LEAGUE…

En cuanto a la competición europea, el rendimiento no está siendo tan bueno. Muchos altibajos arrojan un balance de 4 victorias y 4 derrotas. El equipo está coqueteando con la eliminación pero, a falta de 6 partidos todavía queda mucha tela por cortar y hay muchas opciones de pasar a la siguiente ronda.

Fuente: www.championsleague.basketball

Aunque no quiero ser agorero, como aficionado, veo el peligro de que el equipo pierda fuelle en los próximos meses, especialmente si va avanzando en la Basketball Champions League. Es algo que ocurre frecuentemente a equipos con presupuestos modestos que compiten varias veces por semana, en la competición doméstica y europea. No hay más que ver el ejemplo de Gran Canaria, que el año pasado disputó la Euroliga y, como consecuencia, sufrió mucho en Liga. Y también se puede extrapolar al fútbol (pensemos en el Espanyol esta temporada, el Betis de la 2018-2019 o la Real Sociedad de la 2017-2018). Equipos acostumbrados a estar en la zona media-alta que, sin embargo, echan mucho en falta dentro de sus fronteras la energía invertida en Europa.

Sea como sea, se confirme o no la otra cara de la moneda que representa Europa, ni en el mejor escenario esperaba un comienzo así del equipo, que camina firmemente hacia ser cabeza de serie en la Copa del Rey y, por qué no, hacia los playoff por el título. Se trata de un equipo con mucha garra, muy compensado, sensiblemente mejorado respecto a la temporada anterior, y que destaca por su fortaleza en el juego interior. Un paso más desde el perímetro y la mejora de porcentajes serían ya la guinda del pastel. Veremos lo que nos depara el resto de la temporada. De momento, el equipo se ha ganado el apodo de “matagigantes” y es una alegría para toda la ciudad. ¡Que nos quiten lo bailao!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *