‘Invictus, Episodio III’: Sudáfrica, campeona del mundo de rugby 2019

1995, 2007 y, ahora, 2019. Los Springboks de Sudáfrica se proclaman campeones mundiales de rugby por tercera vez. Te contamos el campeonato, echando la vista atrás al mundial de 1995. Un ‘Invictus’, con Mandela de protagonista y el rugby como metáfora de unión del país.

SUDÁFRICA, CAMPEONA POR TERCERA VEZ

Buenos días, lunes. Abrimos la semana, como no puede ser de otra manera, con la gran noticia deportiva del fin de semana: Sudáfrica es campeona del mundo de rugby por tercera vez, tras imponerse a Inglaterra. Escuchaba antes de la final que Sudáfrica gana el mundial cada 12 años. Lo hizo en 1995, repitió en 2007 y, si los números no me fallan, ya tocaba de nuevo, ¿no? Efectivamente, tercera copa Webb Ellis –nombre del trofeo, en honor al inventor del rugby– para los Springboks, que igualan el palmarés de los All Black neozenlandeses (1987, 2011, 2015) y se mantienen por delante de Australia (1991, 1999) e Inglaterra (2003).

DECÁLOGO IMPRESCINDIBLE DEL MUNDIAL 2019

Aunque tengo que confesar que, más allá de las últimas fechas, no he hecho un gran seguimiento del Mundial, este es un decálogo de aquellos puntos que el lector curioso no puede dejar pasar:

Mundial 2019: Japón

1- El mundial se ha celebrado en Japón, del 20 de septiembre al 2 de noviembre, disputándose la final en Yokohama.

2- La anfitriona cayó en cuartos de final, precisamente ante Sudáfrica tras haber superado a Escocia en la primera fase. Japón es la segunda selección fuera del Tier 1 –los componentes del Seis Naciones (Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Francia e Italia) más los cuatro del Rugby Championship (Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia y Argentina)–, tras Fiyi en 2007, que pasa a cuartos de final de un mundial.

3- Desgraciadamente, el torneo se ha visto marcado por el tifón Hagibis, una catástrofe natural que ha causado víctimas mortales en Japón y que ha provocado la suspensión de algunos partidos del campeonato por cuestiones de seguridad. Uno de los partidos suspendios fue el Namibia-Canadá y los jugadores canadienses protagonizaron las imágenes solidarias del campeonato, al colaborar en las labores de limpieza tras el paso del tifón por Kamaishi. Además, en el momento previo a los himnos de la final, se guardó un minuto de silencio.

Fuente: @RugbyCanada
Fuente: @RugbyCanada

Semifinal Inglaterra-Nueva Zelanda

4- Los All Black llegaban a Japón como los grandes favoritos al título, habiéndose llevado el entorchado en las dos ediciones anteriores. En un partidazo de semifinales, Inglaterra los eliminó contra todo pronóstico.

5- El equipo inglés “replicó” el temido hakadanza maorí que realizan los All Black en los prolegómenos de cada partido, mediante una formación en “V” y avanzando en actitud retadora hasta invadir el campo neozelandés.

6- World Rugby sancionó a la selección inglesa con una multa de 2.000 libras por invadir el campo rival y, por tanto, interferir en este rito cultural.

Final Sudáfrica-Inglaterra

7- Tras las semifinales, Inglaterra llegaba como favorita a la final. Sin embargo, en un gran partido, Sudáfrica se impuso con autoridad por 32-12 (2 ensayos a 0) al XV de la Rosa. La superioridad sudafricana en las melés, su mayor intensidad y algunos errores ingleses provocaron que Handré Pollard (Sudáfrica) se impusiera a Owen Farrell (Inglaterra) en el duelo de golpes de castigo, llegando 12-6 al descanso. Este intercambio de golpes perduró hasta el último cuarto de hora de partido, cuando dos ensayos de Mapimpi y Kolbe sentenciaron el choque.

8- Sudáfrica ganó así su tercer campeonato, habiendo disputado ese mismo número de finales. Un ratio de éxito muy diferente al de Inglaterra, que de cuatro finales solamente ha logrado una Webb Ellis.

9- La mala suerte se ceba todavía más con Eddie Jones, seleccionador del XV de la Rosa y considerado uno de los mejores entrenadores del mundo rugby. Ya perdió una final cuando dirigía a Australia, precisamente frente a Inglaterra en 2003 y este sábado volvió a hincar la rodilla, esta vez a los mandos del conjunto inglés.

10- Como curiosidad, Sudáfrica es la primera selección en ganar un mundial de rubgy sin acabar el torneo invicta (perdió su primer partido ante Nueva Zelanda por 23-13) y, además, es la primera vez que hace un ensayo en la final (algo que no logró en las anteriores finales que venció, ni en 1995 ni en 2007).

‘INVICTUS, EPISODIO III’

Siguiendo con las confesiones, no soy un gran conocedor del rugby. Incluso tengo ciertas lagunas en cuanto a algunas normas del juego. Pero puedo decir orgulloso que mi “libro de cabecera del rugby” es una entrevista que traje a Código Público con una amiga apasionada del balón oval. Entrevista que nos permitió sumergirnos en este deporte tan físico como noble, tanto desde el campo como en los valores del “tercer tiempo”.

Pero incluso antes de esta entrevista, probablemente mi primer contacto con el rugby fue a través de la película ‘Invictus’ (2009). Son muchos los filmes que narran eventos deportivos, como argumento en sí mismo o para transmitir un mensaje, unas circunstancias políticas y/o históricas. Con Clint Eastwood en la dirección, y protagonizada por Morgan Freeman (Nelson Mandela) y Matt Damon (François Pienaar, capitán de los Springboks), Invictus está entre estas últimas.

Ambientada en la Sudáfrica de mediados de los años 90, este “biopic” aborda el contexto histórico de un país que, encabezado por Mandela, fue sede del Mundial de rugby de 1995. En 1994, “Madiba” se convertía en el primer presidente negro de Sudáfrica y cambió el sistema político-social de segregación racial que todavía seguía vigente en su país. Con el trasfondo de esta lucha contra el apartheid, el rugby –un deporte tradicionalmente de blancos– es símbolo del proceso de reconstrucción y unión de una sociedad muy dividida. La conquista de ese mundial por parte de los Springboks es la metáfora de la unidad, perdón, reconciliación y mirada hacia delante de Sudáfrica.

Hoy, viendo a Sudáfrica celebrar esta tercera copa Webb Ellis, es imposible no hacer comparaciones con el título de 1995. Entre las similitudes está que en esa edición Sudáfrica tampoco era favorita. Y compartimos protagonista, ya que François Pienaar –que recibió el trofeo de manos de Mandela en el Ellis Park de Johannesburgo–, sigue apareciendo, esta vez celebrando el triunfo desde el palco.

Pero, en esta ocasión, la diferencia positiva es que el capitán que ha levantado el trofeo ha sido Siya Kolisi, de raza negra. De hecho, este equipo de 2019: aproximadamente la mitad de los jugadores de raza negra, lo cual contrasta con la edición de 1995, en la que Chester Williams era la excepción y compartía vestuario exclusivamente con jugadores blancos. Un trocito de la victoria de este sábado es, también, herencia de Mandela.

1 pensamiento sobre “‘Invictus, Episodio III’: Sudáfrica, campeona del mundo de rugby 2019

  1. Una vez más, fabuloso análisis el que realiza Alberto Sacristán sobre un acontencimiento deportivo mundial. Ganas de leer el próximo. Sigue así. ¡Crack!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *