La era de Canelo Álvarez

Canelo proclamándose supercampeón de la WBA / fuente: record.com.mx

El mexicano Saúl "Canelo" Álvarez se proclamó ayer supercampeón mundial del peso supermedio tras vencer a Callum Smith por decisión unánime

Canelo se confirmó el pasado sábado como el mejor boxeador del panorama actual. Esta vez lo decidieron los jueces que no dudaron en otorgarle la merecida victoria al mexicano ante Callum Smith, y es que fue superior al inglés durante todo el combate. Las cartulinas no dejaron dudas: 119-109, 119-109 y 117-111. Triunfo para el azteca, quien se proclamó campeón mundial WBC y WBA del supermedio.

Victoria unánime en todos los aspectos

El estadio de Alamodome, en Texas fue testigo del recital de Canelo sobre el ring, pues anuló por completo las ventajas con las que contaba de quien era el campeón del peso supermedio por la WBA. Callum no aprovechó los 18 centímetros que le sacaba. Se vio totalmente anulado ante la imperante actuación de Canelo. Mostró una actitud confiante durante toda la previa del combate. Quería salir a despejar dudas y vaya si lo logró. Le apretó las tuercas al de Liverpool desde el primer round, que se vino abajo ante el vendaval táctico de Álvarez a partir del segundo.

Canelo golpeando a Callum / fuente: depor.com

Maduró el combate y lo demostró con mucha paciencia, sin cometer prácticamente errores que le pudieran penalizar. Comenzó suave y le fue metiendo poco a poco marchas al combate. Sabía que su momento iba a ser mediado el encuentro, y fue en la segunda parte donde Canelo comenzó su recital. Conectó un 43% de los golpes en todo el encuentro. Una locura. Tiró menos que su oponente, pero acertó muchos más. Y estuvo excelente tanto en ataque como en defensa. Manejó muy bien la distancia con el paso atrás, los bloqueos fueron muy efectivos, como es habitual, y mejoró en las esquivas.

El mejor púgil libra por libra

Con esta exhibición de boxeo, Canelo recibe el titulo honorario del mejor boxeador libra por libra, o el mejor de todos los pesos. Todavía hay quien duda de que se lo merezca, aunque el propio Canelo no pone fin a sus aspiraciones: «En el supermedio me siento cómodo y fuerte. Mi intención es unificar el peso. Cualquiera que sea campeón es mi objetivo», declaró sin titubeos. Y es que, desde que perdió contra Mayweather su progresión ha sido impecable, reivindicándose en prácticamente todos sus combates. En el horizonte queda un posible tercer combate contra Golovkin, que puede que sea la última duda por despejar. Por ahora, puede disfrutar de haberse ganado ser el mejor del momento. Y no hay lugar a debate.