Paso decisivo hacía la igualdad en el fútbol profesional

@deportegob

El pasado martes el CSD (Consejo Superior de Deportes) aceptaba la propuesta que lleva ya años bajo trámite, la profesionalización del fútbol femenino. Un gran avance esencial para el reconocimiento de la igualdad en el deporte y que podría llegar a la liga Iberdrola, la liga femenina, ya la próxima temporada 2021/22 según han confirmado algunos medios, bajo el nombre Liga Ellas. 

De este modo, la liga femenina española de fútbol alcanza un nivel fuera del alcance de muchos competidores. La profesionalización en España solo está bajo los deportistas de la primera y segunda división española de fútbol y la ACB masculina. Es por tanto, la única liga femenina aceptada como profesional. 

Este cambio, premio y reconocimiento al  esfuerzo derivado del crecimiento exponencial del interés por las competidoras, supondrá grandes ventajas para ellas. La profesionalización es un paso hacia la conciliación laboral, aunque las condiciones aún están por determinar. 

El presidente del CSD José Manuel Franco asumió la necesidad, aprobada por unaminidad, de este histórico paso en el deporte femenino: “ saldamos una deuda histórica con las mujeres futbolistas, las mujeres deportistas y las mujeres en general que han sufrido una discriminación histórica únicamente por su género. Hacemos justicia y cumplimos compromisos. El Gobierno de España cumple. La igualdad es un objetivo prioritario. La profesionalización del fútbol femenino que hemos aprobado hoy en el CSD abre la puerta a nuevas y futuras profesionalización en otros deportes. Habrá un antes y un después».

El problema a resolver ahora parte de los derechos televisivos, uno de los sustentos de la competición. La CSD apuesta por una unidad, la centralización de los contenidos en una plataforma única y exclusiva. Sin embargo, están vigentes los contratos de algunos de los 16 clubes con Mediapro. Es por tanto uno de los primeros problemas a resolver. 

Mejor tarde que nunca dice el refrán. La mujer se abre paso en el deporte, ya no solo de forma complementaria sino, a la altura de sus compañeros profesionalizados. Un sueño hecho realidad para quienes se entrenan en cuerpo y alma, un sector que a pasos agigantados se hace hueco entre la fidelidad del público que quiere más.