Fotografía de Javier Abán

En este deporte tan especializado como el fútbol americano, Tom Brady, el quarterback de los NE Patriots, es el mejor de todos los tiempos. Esta es la valoración que realiza Samuel Margarit, quien ocupa el mismo puesto en los Zaragoza Hurricanes. Nacido en Sevilla y criado en Tarragona, lleva viviendo diez años en Zaragoza. Desde hace cuatro, tras su periplo por el fútbol, decidió decantarse por el fútbol americano. El pasado mes de marzo el equipo ganó su segunda Liga Norte consecutiva.

-¿Cómo ha sido la temporada?

Hemos ganado el título de liga por segundo año consecutivo. Hace tres años pudimos ganar el título, pero al final no fue posible. En esta temporada hemos ganado bien todos los partidos. Sin embargo, hay que continuar trabajando. El último partido tuvo un resultado ajustado porque no lo preparamos bien. Creo que si hubiésemos estudiado al rival nos habría ido mejor. Además, este año ha coincidido con la fusión de Hurricanes y Hornets. Así el equipo ha podido ampliar plantilla y patrocinadores. De cara al año que viene se ha creado un equipo capaz de jugar en la primera nacional.

Si el equipo ha ganado dos campeonatos consecutivos, ¿por qué no ascendió?

Las condiciones económicas no lo permitían. Al ser un deporte minoritario las ayudas son escasas. Hemos sido los propios jugadores y con la ayuda de los patrocinadores los que sacábamos la situación adelante. Si queríamos ascender, o poníamos más los jugadores o el nivel del equipo era inferior al de la liga. No era viable. Ahora, con la fusión de los equipos podremos competir.

-De cara a la próxima temporada, ¿qué metas os marcáis?

Será un año complicado. El objetivo será meterse a play-off. Si se consigue será un éxito. Pero, sobre todo, se trabajará para no descender. El campeonato está dividido en tres grupos y tendremos que esperar al sorteo para sondear el nivel. Dependiendo del grupo, habrá un mayor nivel.

-¿Alguna preferencia de cara al sorteo?

Por tema deportivo y económico, el mejor grupo que nos puede tocar es el noroeste. En el de Cataluña están los Badalona Dracs, que han ganado varios campeonatos seguidos. Por lo tanto, en ese grupo tienes un partido de ida y vuelta perdidos. Es un hándicap importante de cara al resto de campeonato. Luego en el grupo sur hay equipos duros también. En septiembre lo sabremos.

-Entonces, ¿cómo se estructura el campeonato nacional?

Desde este año, La Federación Española gestiona la Serie A.  Por ese motivo, solo informa de los ascensos y descensos a la máxima categoría. Antes de iniciar la competición en enero, se celebra la Copa de España. En ella todos los equipos pueden participar. Solo tienen que cumplir una condición, no contar con ningún import, jugadores que proceden del extranjero. Así la Federación se asegura que sea una competición nacional. El resto de ligas las gestionan las distintas federaciones de  las comunidades autónomas. En nuestro caso, estamos en La Liga Norte de la Federación del Principado de Asturias.

-Y a nivel federativo, ¿cuántas licencias hay en España?

En nuestro país, el fútbol americano es un deporte minoritario. Las licencias rondarán entre las 5000 o 6000. Puede que haya equipos dados de alta como asociación, pero no compiten a nivel profesional. En la categoría nacional compiten quince equipos, en Cataluña ocho, al igual que en Madrid, unos cuatro o cinco en Andalucía y cuatro en nuestra liga. En total, diría que hay sesenta equipos compitiendo a nivel profesional.

El objetivo del equipo es trabajar duro para mantener la categoría // Fuente: Javier Abán

-Llevas cuatro años practicando fútbol americano, los últimos dos como quarterback, ¿cómo es la experiencia?

Es muy divertido. Sería como la posición del delantero centro, el que mete goles. En fútbol americano, quarterback es quien dirige el juego, tiene un alto nivel de responsabilidad. Eso es algo que me gusta. Pero la gente más joven que yo, con buenas actitudes atléticas, a veces no es capaz de gestionar tanta presión. Es algo que este deporte tiene detrás y que no se ve. Algunas veces ves fallar a un compañero y tienes que comentárselo. Hay que tener mucha personalidad para ello, muchos no lo soportan. A diferencia de otras posiciones, el quarterback tiene que saber lo que están haciendo el resto de sus compañeros en todo momento e, incluso, leer la jugada de la defensa rival.

¿Y el resto de posiciones?

Este deporte es uno de los más especializados del mundo. Cada jugador tiene su demarcación: uno se encarga de chutar para el field goal (una conversión de tres puntos), otro despeja el balón, otro solo la coloca, otros protegen, otros corren… Esto a nivel profesional de NFL. En España no se cumple. Aquí los jugadores desempeñan varias posiciones o cubren otras posiciones cubriendo las necesidad del equipo. También depende de la categoría del equipo. Los equipos españoles más grandes se asemejan a los de NFL, salvando las diferencias.

-Cuando alguien se anima a practicar este deporte, ¿qué le recomendarías, línea ofensiva o defensiva?

Es una pregunta complicada. Cuando eres novato, es más fácil jugar en defensa, todo el mundo sabe recibir un golpe, lo aguantes o no. En el ataque solo puedes salir cuando sabes todas las jugadas. Entonces, o eres muy espabilado y te empollas todas las jugadas o si no empiezas en defensa. Aquí, lo primero que te enseñarán es a placar. Luego la mayoría termina jugando donde más le gusta.

-¿Crees que la gente es capaz de diferenciar el rugby y el fútbol americano?

No, empezando desde mis padres y mis hermanos (risas) hasta gente del trabajo. Es algo cultural, aquí hay más rugby que fútbol americano. Pero aquel que pierde el tiempo en fijarse sabe ver las diferencias: la pelota es de distinto tamaño y las reglas también lo son. El juego en el fútbol americano es mucho más táctico y pausado, el rugby es a tiempo corrido, más frenético.

-Al practicar este deporte, es inevitable ver NFL, ¿cuánto tiempo llevas siguiéndola?

De hecho, empecé viendo fútbol universitario. El juego es más abierto que en la NFL y las jugadas de fantasía son más frecuentes. Llevo ya una década viendo partidos y siguiendo el deporte.

-¿Equipo favorito?

Los Dallas Cowboys. Aunque, al ser un deporte de una patria lejana, no se genera el mismo sentimiento por un equipo. Siempre que el choque sea vistoso, se disfruta, sin importar el equipo.

-¿Y quarterback?

Cada uno tiene lo suyo. A mí especialmente me gusta el de los Packers, Aaron Rodgers. Tom Brady me gusta verlo, pero en algunos momentos me aburre. Es muy estático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *